Columnistas

Niños esclavos

Se estima que hay 400 millones de niños esclavos en el mundo, y que el 42% tiene menos de 5 años

La Razón / Lucía Sauma

00:48 / 19 de abril de 2012

Se llamaba Iqbal Masih, era paquistaní, tenía 12 años cuando el 16 de abril de 1995 fue asesinado por las mafias de los fabricantes de alfombras. Su delito fue denunciar la esclavitud a la que eran sometidos los niños en su país. Desde sus cuatro años Iqbal fue obligado a realizar jornadas laborales de más de 12 horas; era frecuentemente encadenado al telar y golpeado si se dormía o distraía. Fue “cedido” a un fabricante de alfombras por su padre, a cambio de un préstamo de 600 rupias (equivalente a unos 12 dólares), deuda que fue creciendo hasta resultar impagable. En conmemoración a su lucha se ha instituido el 16 de abril de cada año como el  Día Mundial contra la Esclavitud Infantil.

Según datos de Unicef, se estima que hay 400 millones de niños esclavos (menores de 14 años) en todo el mundo, de los cuales 165 millones tienen menos de cinco años. La Conferencia española de religiosos dio a conocer que hay esclavitud infantil en Brasil, donde los esclavos hacen el carbón usado en la fabricación de acero para automóviles y otras piezas de maquinaria; en China, los niños esclavos preparan explosivos y fuegos artificiales; en Sierra Leona reclutan niños para extraer diamantes de las minas; en la República Democrática del Congo miles de niños son esclavizados y explotados en la extracción de la casiterita y coltán, elementos usados para los celulares, entre otros; en Costa de Marfil unos 12 mil niños recogen las semillas del cacao que se exportan para la elaboración de chocolate.

En Bolivia, un informe del Ministerio de Trabajo señala que decenas de miles de niños trabajan en condiciones de alto riesgo. Por ejemplo en la minería, donde 3.800 son niños y adolescentes; los menores de 12 años trabajan por especie, es decir, a cambio de una porción de carga o de residuos del mineral que extraen, mientras que los adolescentes pueden llegar a cobrar Bs 200 al mes. En la zafra de la caña de azúcar en Santa Cruz, 7.000 niños y adolescentes están involucrados en esta actividad. En la zafra de la castaña, hasta el 2007 trabajaban alrededor de 2.600 niños y niñas, durante cinco días a la semana, entre las dos y las siete de la mañana, antes de ir a la escuela.

La esclavitud infantil es un gran negocio. A los niños se les puede exigir largas jornadas de trabajo y no pagarles, ocupan poco espacio, son más fáciles de domesticar, se los asusta y amenaza más fácilmente. En cambio, las ganancias son jugosas. Allí donde veamos explotación, esclavitud infantil, debemos denunciarla. En esos casos sí debemos ser intolerantes. No podemos callarnos. Quienes nos indignamos ante esta situación exigimos la abolición de la esclavitud infantil.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia