Columnistas

Nobel de la Paz 2016

Avizorar el fin de 52 años de violencia es un éxito no solo para Colombia, sino para  la región entera.

La Razón (Edición Impresa) / Walker San Miguel

01:17 / 15 de diciembre de 2016

Oslo, la capital de Noruega, fue el escenario que proclamó en un acto público al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, como Premio Nobel por sus esfuerzos en alcanzar la paz en su país luego de medio siglo de violencia armada.

En su discurso de circunstancia, Santos reafirmó que recibe el premio a nombre de las víctimas de la guerra y dijo que es el pueblo colombiano el que ha hecho posible el proceso de paz. Este proceso no ha estado exento de dificultades. Luego de la firma del Acuerdo en Cartagena de Indias en septiembre fue convocado un plebiscito para validarlo, y el resultado fue adverso por estrecho margen, venciendo el No ante el asombro del mundo.

Pero Juan Manuel Santos y su gobierno no se dieron por vencidos y entonces reiniciaron el proceso de diálogo con las FARC-EP en La Habana, a fin de lograr introducir variables al acuerdo inicial. Suscrito el nuevo acuerdo entre el líder de la guerrilla Rodrigo Londoño y el propio Presidente fue derivado al Congreso, que lo aprobó mediante ley y de esa manera se da vuelta a la página del proceso de negociación y a su vez se inicia otro, que no será sencillo, de reintegración de miembros de la guerrilla a la vida ciudadana a la par que se deben promulgar y luego aplicar varias leyes de reforma agraria, reforma electoral y otras incluidas en los acuerdos.

Avizorar el fin de 52 años de violencia armada en Colombia no solo es un éxito para el país, sino para la región entera. Además, debe destacarse que en los últimos tres años se produjo un cese al fuego de facto que evitó mayores víctimas y que ha mostrado al mundo entero que la paz negociada es posible cuando existe verdadera voluntad de diálogo entre ambas partes. Por ello, el Comité del Nobel valoró la firmeza y decisión del Presidente colombiano para otorgarle el premio entre varios otros candidatos.

Merece destacarse el rol de la República Bolivariana de Venezuela en la gestión inicial para la distensión entre las FARC y el Gobierno de Colombia. En 2008, siendo Juan Manuel Santos ministro de Defensa del gobierno de Álvaro Uribe, se desarrolló la operación humanitaria denominada Emmanuel para facilitar el rescate de Clara Rojas y su hijo, además de Consuelo Gonzales de Perdomo en cautiverio por más de seis años en poder de las FARC. En dicha operación el gobierno de Hugo Chávez tuvo una participación activa, facilitando las coordenadas donde las FARC entregaron a las tres personas. Ambos mandatarios expresaron luego públicamente su satisfacción por la liberación.

Igualmente merece destacarse el rol de la República de Cuba, ya que en La Habana pudieron instalarse las mesas de diálogo entre el Gobierno de Colombia y las FARC. Cuando se suscribió el acuerdo en Cartagena de Indias el pasado 26 de septiembre fue el propio Juan Manuel Santos quien reconoció al gobierno de Raúl Castro por su valioso papel facilitador. Junto a Cuba, la comunidad latinoamericana en su conjunto apostó por el diálogo y el proceso pacificador.

Antes del presidente Santos habían recibido el Premio Nobel de la Paz Adolfo Perez Esquivel (1980), ciudadano argentino que trabajó intensamente en la promoción de los derechos humanos y que fue perseguido por la dictadura militar; y la guatemalteca Rigoberta Menchú (1992), líder maya que denunció los abusos del poder contra las comunidades indígenas. Juan Manuel Santos es el tercer latinoamericano en recibir este galardón.

Todo parece indicar que Colombia se encamina a consolidar la paz, reconciliando a las víctimas de la violencia, gestando una Justicia transicional que sancione a los autores de crímenes, permitiendo una reforma agraria que permita a miles de campesinos acceder a la tierra y sus recursos. Ciertamente el Nobel de la Paz de este año no hace sino reconocer a todo un pueblo que durante décadas ha soñado con callar las metralletas y soltar miles de palomas como símbolo de paz duradera.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia