Columnistas

Nostalgia por el sobaco ilustrado

La lectura y la escritura se dan alejados del bullicio, son actos más de recogimiento que de espectáculo

La Razón (Edición Impresa) / Elvis Vargas Guerrero

00:31 / 20 de agosto de 2015

Salir con la Feria del Libro en la tapa de un periódico es un absurdo, y mucho más si la noticia la toma como un parque de atracciones, donde los libros son expuestos como juguetes, y los autores son asumidos como monigotes cinematográficos que deben repartir autógrafos y aceptar selfis. En realidad el libro, la lectura y la escritura se dan alejados del bullicio, son más actos de la intimidad y de recogimiento. La lectura es egoísta, individual, sobria, no una fiesta colectiva. Las ferias del libro son una kermés del circuito comercial de los libreros, quienes invitan al público a hacer juerga con la compra de ese fetiche de papel. Lo positivo de este acontecimiento en los tiempos del e-reader y de lo interactivo es poder preservar el hábitat para un ser en peligro de extinción: el sobaco ilustrado.

Qué hermosos aquellos tiempos del final del siglo pasado cuando era revolucionario andar con el Diario del Che debajo del brazo y discutir sobre la viabilidad del foquismo o de la insurrección de las masas. Si alguien quería ser profundo, cargaba un volumen de En busca del tiempo perdido, sabiendo que casi nadie lo ha leído aunque todos hablasen de él; o dárselas de original con La conjura de los necios de John Kennedy Toole. Lo que importaba era el objeto que se desgastaba en las axilas y manchaba la camisa con el color de la tapa. Pero el sobaco ilustrado no podía ser sin su paraíso, la biblioteca física en casa. Conocí a uno que frecuentaba los libros usados del mercado Lanza y tenía su casa adornada de libros, en las escaleras, en la cocina y hasta en el baño. A sus 35 presumía haber leído más de 10.000 novelas, 8.000 libros de historia, 5.000 estudios de sociología y política, aparte de unos miles de textos diversos y tener como 20.000 libros que le esperaban en casa para ser devorados. Se regocijaba con las discusiones sobre su hobby y de quienes intentaban refutarle diciendo que un buen lector lee un libro por semana y 52 al año; y aunque él hubiera leído el doble, tendría que haber empezado a leer antes de ser concebido. Él explicaba su sistema de lectura fotográfica que le convertía en un verdadero escáner.

Actualmente el sobaco ilustrado va mutando con la tecnología. La vida es corta y hay mucho que leer. Él cambia el libro de papel por el electrónico, y en cuenta de hablar sobre autores lo hace sobre las cualidades de sus gadgets, que Kindle es superior a Kobo, que la ink tecnología, que gracias al programa Calibre puede intercambiar libros con sus amigos sin respetar los mandatos de Amazon, que el cover magnético es superior al de cuero, etc..

Internet va cambiando nuestras vidas y el desastre cultural que va ocasionando para las futuras generaciones probablemente ya es irreparable. Aunque haya miles de ferias del libro, el leer sigue siendo un privilegio de la élite, pues la tendencia es a leer lo resumido o masticado. ¿Para qué comprar una biografía, si Wikipedia lo tiene todo?, ¿hojear un periódico si un like cuenta las preferencias que interesan y no así el contenido? Leer se va asociando al entretenimiento y la joda. Si antes se criticaba la cultura de la fotocopia, ahora es la cultura de la social-media.

El sobaco ilustrado es una víctima de lo que Joseph Schumpeter definía como la creatividad destructiva del capitalismo, ese odio a lo duradero. Lo innovador se da a costa de ir destruyendo todo lo que se va creando. Antes eran revolucionarios los CD y el memory stick, y ahora la nube, pero dentro de cinco años todos estos soportes serán inservibles. Dicen que las sociedades avanzadas se miden por su adaptabilidad a esta destrucción creativa. Yo no sé cuán moderno sigue siendo ese acto de hermanamiento entre el autor, lector, comprador y sobaco ilustrado, en un espacio tan anacrónico como la Feria del Libro.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia