Columnistas

Noticias falsas

El tono intenta alarmar, y suele lograrlo.

La Razón (Edición Impresa) / Eliana Quiroz

08:56 / 22 de enero de 2018

El nuevo fenómeno de las dos últimas semanas en la vida pública digital, e incluso en la vida pública presencial, han sido, sin duda, las noticias falsas. Hemos visto y escuchado en nuestras pantallas noticias y mensajes de escasez de gasolina, amenazas de estados de sitio, sobre la existencia de armamento en el Chapare, paramilitares asesorados por rusos, entre otras noticias que resultaron no ser reales.

Las noticias falsas no tienen fuente identificable. Son alarmistas. Su contenido es predominantemente emocional, lo que ayuda a su viralización. No tienen datos que las respalden o los datos son falsos y no se verifican; y, ante todo, son difundidas por cada uno de nosotros y nosotras.

Acerca de fuentes no identificables, por ejemplo, se escucha un audio pero la persona que habla no se identifica; o se lee un texto que dice “desde el Colegio de Abogados de La Paz”, pero no se menciona el nombre de la autoridad de esa institución que estaría declarando. El texto utiliza signos de admiración, palabras superlativas como terrible, enorme o inadmisible. Estos son los contenidos emocionales. El tono intenta alarmar, y suele lograrlo. Prueba de ello son las largas colas que se organizaron días atrás en las gasolineras por un rumor sobre el posible desabastecimiento de ese carburante, a pesar de la aclaración gubernamental de la normalidad en su distribución.

Algunos, con ánimo analítico, dicen que estas son pruebas de la pérdida de credibilidad del Gobierno. Es probable. Sin embargo, el punto que me interesa es otro, los mensajes han sido tantos y tan frecuentes y, la verdad, bien hechos, que me parece que son producto de un trabajo organizado y planificado de empresas de comunicación masiva; ¿o cabe la posibilidad de que todas estas expresiones sean espontáneas? Por su frecuencia y viralización, no lo creo.

A mi parecer, hemos ingresado no solo a una etapa de enrarecimiento del debate público en internet, sino que esta etapa está operada en gran medida de manera organizada y profesional. Y aunque parece que no estoy diciendo una novedad, ya que varios usuarios de las redes sociales han percibido la emergencia de tropas de trolls y bots, entre otros bichos feos de la web, en realidad la novedad es que estas acciones estarían operadas por empresas y profesionales; operaciones a las que varios le hacemos el juego al compartir noticias sin fuente verificable, alarmistas, con contenido predominantemente emocional y datos falsos. Sin duda, un momento interesante para observar la web boliviana, pero triste también.

Es ciberactivista y burócrata.

blog: www.internetalaboliviana.word-press.com

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia