Columnistas

Nubarrones y tormentas

No retrocedamos a esos años tormentosos, cuando algunos personajes se loteaban la institución

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Villagómez

00:02 / 20 de enero de 2015

Vaya clima que tenemos. Días grises, tormentosos y fríos como nunca. Sufrimos el célebre cambio climático, que forja nuevos imaginarios urbanos de temores, de angustias e incertidumbres. El agua se desborda en borrascas ingobernables y nos obliga a estar puertas adentro y rezar para que nada nos pase. Vigilamos, mustios y alelados, las fuerzas descontroladas de la naturaleza.

Empero, aparecen otros nubarrones en el horizonte. A los golpes climáticos se sumarán las borrascas desatadas de las pasiones humanas. Ya pronto lloverá a cántaros el circo mediático de nuevas elecciones municipales. Se alistan las campañas y los candidatos para ofrecernos el cielo y la tierra, collares y espejitos, rifles por whisky, puentes por teleféricos, participación con puertas abiertas y mil vainas más. Ya pronto veremos sonrisas y besuqueos agrandados en gigantografías y pantallas de televisión. Vaya clima político que se avecina.

Haciendo el papel de un vidente climático, pronostico tempestades sobre la estabilidad institucional y emocional de esta ciudad. Auguro que volveremos a tener una ciudad dividida, y con ello, una institucionalidad en riesgo y un futuro incierto. Lo anuncio porque la politiquería ya prepara sus métodos y se afila para mezclar, nuevamente, los destinos de la ciudad con la mezquindad de los intereses particulares y la inmediatez pendeja de decisiones arbitrarias. Se avecina el funesto clima de la vileza y la angurria humanas.

Si algo debemos reconocer a las últimas gestiones municipales es haber restituido la institucionalidad. Fue un gran logro que fue, inescrupulosamente, teñido de una sigla partidaria por ambiciones personales que terminaron en un descalabro electoral el año pasado. Pero olvidemos el desliz de un líder. Pensemos en la ciudad y mantengamos por encima de todo esa estabilidad institucional que tanto ha costado construir. No retornemos a los años de la democracia pactada. No retrocedamos a esos años tormentosos, cuando algunos personajes para el olvido se loteaban la institución, desmantelaban nuestros fondos públicos y se trepaban a la mesa del Concejo para mostrar su enjundia y alevosía.

Ojalá me equivoque como vidente. Ojalá que los partidos políticos entiendan las palabras ciudad y futuro y tengan una pizca de piedad con nosotros. Ojalá que el Alcalde interino entienda la palabra interinato y no abuse de esta ciudad que tan generosamente lo acoge y lo tolera a pesar de saber que casi nadie votó por él. Ojalá que, en vez de nubarrones y tormentas, brille alguito de sol para nosotros, los ciudadanos de a pie, que sufrimos y amamos tanto a esta ciudad. Ojalá mejore el clima.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia