Columnistas

Observaciones a los libros sobre el mar...

Ambos textos carecen de rigurosidad académica en el manejo de las fuentes de investigación

La Razón (Edición Impresa) / Esteban Ticona Alejo

00:18 / 28 de marzo de 2015

En 2014 la Cancillería y la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar) publicaron El libro del mar. Un texto de lujo, impreso en papel cuché de 95 páginas, cuya autoría se le atribuye al Estado Plurinacional. El texto incluye algunos mapas y fotografías ilustrativas, y algunas de éstas últimas innecesarias. Desde el punto de vista de proporcionar información actualizada para un público más amplio sobre la historia de la pérdida y la demanda de retorno al mar de nuestro país, la iniciativa es muy plausible. Con este criterio dos medios de prensa escrito distribuyeron junto a su edición el libro citado.

No obstante, días atrás escuché declarar al Ministro de Educación que este libro será el texto oficial (aunque ya es cuasi oficial, porque es una publicación del Estado) para los estudiantes de nivel primario, secundario y de educación superior; y sobre este último punto va mi reflexión. He vuelto a revisar el libro citado y me pregunté si iba a resultar útil para los estudiantes de educación superior, y mi respuesta es que no. Pues el texto adolece de la rigurosidad académica exigida como el tratamiento de las fuentes de investigación, sean éstas primarias y secundarias, ya que no se cita una sola bibliografía y apenas figuran las fuentes de las imágenes o fotografías que ilustran sus páginas.

Al releer algunas partes del texto, me acordé que en 2004 se publicó El libro azul: la demanda marítima boliviana (también una edición de lujo impresa en papel cuché de aproximadamente 165 páginas, aunque aquella publicación se hizo, al parecer, para un público más “especializado” o “selecto” y por lo tanto de difícil acceso para el ciudadano común). Este otro libro tiene más mapas, fotografías y sobre todo anexos de varios tratados. Sin embargo, ambos textos tienen en común la falta de rigurosidad académica en el manejo de las fuentes de investigación. ¿A quién atribuir este grave error? Aunque la autoría se le indilga al Estado (republicano y plurinacional), representado por el Presidente, el Canciller o el Director de Diremar, sabemos que ellos no han realizado la investigación y menos han escrito la publicación. Lástima que no figure el nombre de el o los investigadores para ponderar sus logros y/o criticar sus falencias. Más allá de las intenciones del Ministro de Educación, o incluso del escritor converso Eduardo Galeano, quien le dijo al presidente Morales que el Libro del mar debería llamarse El libro del mar robado, precisamente para sustentar mejor la reivindicación marítima boliviana, es imprescindible tener un texto de alta calidad académica, con un manejo riguroso y profundo de las fuentes de información. Creo que corresponde a Diremar alentar nuevas investigaciones con nuevas fuentes, que podrían estar acompañadas de tratados y otros anexos, aprovechando la gran riqueza literaria y documental que existe en la biblioteca de la Cancillería. Además, se debería pensar en reediciones de obras imprescindibles para conocer y alentar nuevas investigaciones.

Incluso se podría pensar en auspiciar concursos de investigación sobre relaciones internacionales en general y acerca de la reivindicación marítima en particular, alentando la elaboración de tesis de distintos niveles, incluidos a los investigadores extranjeros. Solo así tendremos un mejor conocimiento y podremos sustentar mejor nuestra reivindicación, contribuyendo desde lo académico; labor tanto más importante por cuanto una información general y simplista siempre nos llevará a repetir viejas historias oficiales, que no colaboran con nuestra nueva mirada colectiva actual sobre la reivindicación marítima. Wali suma qillqañasawa lamar quta tuqita, uka jisk’a qillqawinakaxa janikiwa suma ch’amanikiti arsusiñatakixa.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia