Columnistas

Ojos que ven todo

Se debería considerar instalar en la urbe paceña cámaras de vigilancia en lugares estratégicos

La Razón / Patricia Vargas

02:02 / 21 de marzo de 2013

La vida desenfrenada de las ciudades en los últimos años ha motivado la búsqueda de nuevos y distintos sistemas que colaboren con la seguridad ciudadana. Dentro de ello están las cámaras de vigilancia instaladas sobre todo en la intersección de varias avenidas. La violencia, el robo, la venta de estupefacientes, alcohol y otros son no sólo realidades del diario vivir de algunas calles, sino también un problema indiscutible de las distintas urbes. Aquello ha obligado al registro de imágenes en las avenidas, con el fin de vigilar y prevenir todo tipo de delitos y para que queden grabadas las pruebas  de quienes los cometen.

En la actualidad, existen cientos de ciudades que tienen instaladas cámaras de video vigilancia, las cuales han logrado la valoración de su existencia esencialmente como los ojos mecánicos que ven todo; lo que transmite confianza y seguridad a la población, que afirma que su sola presencia en muros y postes infunde protección al transeúnte. Ahí están por ejemplo urbes como Urumqi (China), que cuenta con 60 mil cámaras instaladas en avenidas y en otros espacios públicos; o México (DF), metrópoli que busca su consolidación como ciudad segura. Tampoco se puede dejar de mencionar a Londres (Inglaterra), considerada una de las urbes más controladas del mundo por las 70 mil cámaras de video que vigilan y observan sus calles y avenidas.

Nuestras ciudades no hacen la diferencia en cuanto a la falta de seguridad ciudadana. Hace pocos días se informó que se instalarán cámaras en El Alto,  para solucionar los graves y latentes problemas de inseguridad que existen en esa urbe. El sistema C4 —control, comando, comunicaciones y cómputo—, como lo denominan los expertos, seguramente estará dirigido y supervisado por las fuerzas de seguridad, quienes se convertirán en responsables directos del buen uso de ese sistema y esos equipos. De igual manera, la ciudad de La Paz debiera pensar en la instalación de ese tipo de vigilancia en lugares estratégicos. Esto por los graves problemas que se suscitan últimamente, como por ejemplo los secuestros de niños y jóvenes.

Sin embargo, como en todo, existe una contraparte, que asegura que ese ojo mecánico ha ocasionado una especie de invasión a otros tantos lugares como los edificios, centros comerciales, oficinas y viviendas. Y con ello han comenzado distintas reacciones de gente que señala que si bien exige seguridad en sus calles, no está dispuesta a aceptar que se traspase la barrera de su privacidad, y menos de la intimidad de su vida diaria. Motivo por el cual nacen las preguntas: ¿cuál es el límite del uso de esas cámaras y qué tiempo debiera mantener en archivo las grabaciones la institución destinada a su gestión y control? La respuesta debiera estar plasmada en una normativa seria y detallada sobre los límites y alcances de este instrumento de la seguridad ciudadana.

No cabe duda que la experiencia cotidiana de la ciudad (tejida con discordias y fracturas) requiere hoy de cierto tipo de implementaciones técnicas como las cámaras de video vigilancia. Empero, es importante que la población esté no sólo informada sobre las cualidades de los mencionados equipos, sino que además tenga el derecho de conocer los lugares que serán vigilados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia