Columnistas

Olor a hongos

Thomas Piketty nos ofrece un refrito de lo expresado por Karl Marx en el tercer tomo de ‘El Capital’

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

02:45 / 17 de enero de 2015

Desde la publicación del libro El capital en el siglo XXI de Thomas Piketty, han sido varias las ocasiones en las que se me ha pedido una opinión sobre el mismo o alguna reacción sobre las ideas que en él se expresan; sin embargo, no me pareció honesto opinar sobre algo que solamente conocía a través de noticias y comentarios, sin haber leído el libro completo, aunque ello me haya hecho ver en ciertos momentos como un economista desactualizado.

Pues bien, aprovechando el receso de fin de año, decidí hincarle el diente al libro del renombrado economista francés. Igual que a una manzana, que una vez mordida hay que comérsela toda, cuando terminé las más de 600 páginas, sentí una especie de sensación de empacho. Al iniciar la lectura del libro de Piketty se percibe un olor a hongos de humedad en un viejo desván o, si se prefiere, el olor a grasa quemada de un refrito. Ciertamente hubiese preferido leer una buena novela.

Desde los primeros hasta los últimos capítulos de su libro, Piketty nos presenta indudablemente un sugestivo discurso ideológico; sin embargo, al parecer no ha comprendido adecuadamente el funcionamiento del mercado a través de los mecanismos de incentivos y el papel que sobre los precios juegan las expectativas, así como, partiendo de la falacia de que los intercambios de valor que se dan en los mercados corresponden a un juego de suma cero (es decir que si alguien gana algo, otro necesariamente debe perderlo), ignora olímpicamente los mecanismos de movilidad social que se generan mediante la acumulación de capital.

Los economistas formados en la tradición de la Economía Política y los historiadores del pensamiento económico recordarán que Karl Marx, en el tercer tomo de El Capital, explica que un incremento gradual del capital constante en proporción al capital variable tendría como resultado un descenso gradual de la cuota general de ganancia, a lo que denominó como ley de la tendencia decreciente de la cuota de ganancia.

Thomas Piketty, como fundamento central de su trabajo, nos ofrece un refrito de lo expresado en el anterior párrafo, aunque cabe reconocer que nos lo muestra con un ropaje distinto y con una gran cantidad de datos que parecería dan sustento a su hipótesis, señalando que la principal contradicción del capitalismo es que la tasa de retorno del capital es mayor a la tasa de crecimiento de la economía. De acuerdo con la teoría económica, una tasa de retorno del capital mayor a la tasa de crecimiento económica no es una contradicción del sistema, sino, contrariamente, una condición de eficiencia dinámica.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia