Columnistas

Credibilidad

Necesitamos que las autoridades públicas y privadas se abran a informar y a recibir cuestionamientos.

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe Zerrillo

00:00 / 10 de abril de 2016

Lo único que tenemos los periodistas es nuestra credibilidad? Creo que todos nos hemos hecho, alguna vez, esa pregunta. Y para mí, la respuesta es sí, valor en el que coinciden muchos colegas y que nos diferencia de otros profesionales. La credibilidad es nuestra única arma.

Al final “tu nombre va allí arriba (como autor de la nota) y eres al que van a demandar y el que se juega su credibilidad todos los días”, señala el periodista Manuel Cuéllar, quien trabajó durante 17 años en el diario español El País.

En la Declaración de Chapultepec, que adoptó la Conferencia Hemisférica sobre la Libertad de Expresión realizada en México en 1994, se dice que la credibilidad de la prensa está ligada al compromiso con la verdad, a la búsqueda de precisión, equilibrio y equidad, y a la clara diferenciación entre mensajes periodísticos y comerciales. “El logro de estos valores y la observancia de la ética profesional no deben ser impuestos. Son responsabilidad exclusiva de periodistas y medios. En una sociedad libre, la opinión pública premia o castiga”, señala el documento.

En la actualidad y por diversos factores (entre ellos la polarización política), el trabajo de los periodistas es cuestionado, condenado y desacreditado; lo cual, desde la óptica de un periodista de calle, es al menos una ofensa, porque en el ámbito cotidiano puedo dar fe del esfuerzo que hacemos decenas de reporteros de radio, televisión, prensa y medios digitales por informar con equilibrio sobre los hechos que consideramos más importantes y de interés público. El objetivo: que la población saque sus propias conclusiones con base en los insumos que presentamos para asumir una postura, tomar una decisión o expresar sus críticas.

Por ello, cuando se habla de la responsabilidad que implica nuestro oficio es vital tomar en cuenta que transmitir información sin equilibrio puede generar caos, crisis, miedo, desinformación y, por ende, especulación.

¿Cómo mantener el equilibrio en el mensaje que se emite? El fin es un periodismo responsable y equilibrado, que demanda a diario la verificación de la información, el cruce de datos, la búsqueda de la parte y la contraparte sobre un hecho o una denuncia, el análisis en profundidad de un suceso, así como entender y explicar —en todas sus dimensiones— el porqué de un fenómeno, y para eso se deben evitar los prejuicios.

Sin embargo, no podemos hacerlo solos, necesitamos que las autoridades públicas y privadas muestren una mayor apertura a la hora de recibir consultas, cuestionamientos, aclarar dudas y brindar información; y en el caso de los representantes del Ejecutivo, no solo a través de los medios estatales.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia