Columnistas

Los Ángeles abandonados

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe

09:23 / 15 de abril de 2018

Hace unos 10 años, cerca de 30 familias vivían en la urbanización Los Ángeles ubicada en la meseta altiplánica de Achocalla, a pocos metros de la carretera La Paz-Oruro. Hoy en día, más de 250 familias habitan en ese sector, cuyo límite territorial con El Alto es una larga y polvorienta avenida que lleva el mismo nombre que el de su municipio.  

Lejos del lago turístico y de los emprendimientos ecológicos del valle achocalleño, los pobladores altiplánicos de Los Ángeles deben convivir con la inseguridad ciudadana, calles de tierra y sin alcantarillado, pese a ser uno de los barrios de mayor crecimiento en el Distrito 8. Basta mencionar que más de 1.100 alumnos pasan clases en el único establecimiento educativo instalado en la zona. Los primeros vecinos recuerdan que en ese colegio, que se llama igual que la mencionada urbanización, algunos padres de familia tuvieron que enseñar a leer y escribir a los primeros niños que llegaron a la zona, a principios de 2000, ante la falta de ítems para maestros.

Han pasado 18 años desde entonces, y Los Ángeles continúa abandonado. Hace un mes, los dirigentes se sorprendieron al ver que una doctora asignada a una posta de salud en el sector de Chañocagua, que está dentro de esa urbanización, tuvo que apilar ladrillos para armar una mesa, desde donde atendía a los enfermos.

Y si bien el agua, la luz y el gas domiciliario llegaron en los últimos años a ese rincón de Achocalla, los proyectos de alcantarillado aún duermen.

El Gobierno nacional ha pedido en reiteradas oportunidades espacios para instalar una planta de tratamiento. A ello se suman las promesas del senador Pedro Montes de ayudar a Los Ángeles que no se hacen realidad. Por ello, en abril solicitaron el concurso del diputado Franklin Flores para que pueda contribuir en las gestiones para que el Ministerio de Medio Ambiente y Agua impulse el alcantarillado.

Mientras esto sucede, las familias cavan pozos sépticos, con el consecuente riesgo para sus viviendas que estas construcciones conllevan en las épocas de lluvias. Los vecinos esperan, además, un mayor respaldo económico de parte del alcalde, Dámaso Ninaja, cuyos funcionarios prometen semanalmente que irán a la zona, pero no van. Y es que allí cada centavo cuenta. Por ejemplo, los vecinos utilizaron sus propios recursos para mejorar una pequeña cancha de cemento y están por acabar su sede, pero están preocupados porque en semanas tendrán lugar las competencias preliminares de los Juegos Plurinacionales 2018 y Los Ángeles será el anfitrión.   

Por ello, los cerca de 1.200 vecinos de ese barrio miran con envidia a sus pares alteños, que viven al frente de la Av. Achocalla, donde cuentan con alcantarillado y no renuncian a contar con este servicio.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia