Columnistas

Oscar Pinochet de la Barra

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Prudencio Lizón

03:45 / 04 de junio de 2014

Ha muerto don Oscar Pinochet de la Barra, gran diplomático chileno y gran amigo de Bolivia. Precisamente una de sus primeras misiones en el exterior fue en La Paz, en 1953, como secretario de la Embajada de Chile. Aquí se enamoró de esta hermosa ciudad a la cual guardó siempre gran cariño. Pero además se ena-moró de una dama boliviana, con quien se casó y formó un feliz hogar, doña Carmiña Alexander, hija del ilustre periodista y hombre público don Alfredo Alexander.

Años después, en 1965, fue designado subsecretario de Relaciones Exteriores en el gobierno del presidente Eduardo Frei Montalva. Y desde ese alto puesto se preocupó de lograr una reconciliación entre su patria y el país de su esposa. Era una época difícil en las relaciones bilaterales. Cabe recordar que dos años antes, en 1962, se había producido la ruptura de relaciones diplomáticas a causa del desvío unilateral de Chile de las aguas del río Lauca. Y el régimen del presidente Alessandri había declarado que nunca más se negociaría una salida al mar para Bolivia.

Pero don Oscar había convencido a su gobierno de la necesidad de buscar una buena relación con Bolivia. Y gestionó algo importante, la visita a Santiago de su suegro, don Alfredo Alexander, como enviado confidencial, con el objetivo de tratar la cuestión marítima y una posible reanudación de relaciones diplomáticas.  Posteriormente se llevaron a cabo otras misiones confidenciales, tanto chilenas a La Paz, como bolivianas a Santiago.  Todas ellas estaban amparadas en el sincero deseo del presidente Frei y de su canciller, Gabriel Valdés, de solucionar el problema marítimo nacional.

Si años después don Oscar Pinochet ya no intervino directamente en las relaciones con Bolivia, eso no le impidió continuar alentando todo esfuerzo encaminado a la búsqueda de buenos entendimientos entre los dos países. Para ello escribió varios libros sobre la cuestión marítima nacional; comenzando por Misión en Bolivia, donde narra las negociaciones que dieron lugar a los dos primeros tratados de límites, de 1866 y 1874; y las misiones de dos distinguidos diplomáticos chilenos de la época, la de don Carlos Walker Martínez y la de don Ramón Sotomayor Valdés, quienes, al igual que él, se desposaron con damas bolivianas.

Posteriormente publicó ¿Puerto para Bolivia? Centenaria negociación, con el fin de apoyar a la negociación denominada del “Enfoque Fresco” entre 1986 y 1987, la misma que fue impulsada grandemente por nuestro cónsul general en Chile, don Jorge Siles Salinas. El fracaso de este esfuerzo no amilanó a don Oscar, quien volvió a publicar un nuevo libro sobre el particular, con un duro título, donde demuestra su amargura y desilusión: Chile y Bolivia ¡Hasta cuándo!, y en el cual alienta a los gobiernos de la Concertación de su país, en el presente siglo, a esmerarse en buscar la solución definitiva del centenario y trágico problema del mar.

En este su último libro sobre Bolivia don Oscar presenta la situación descarnadamente: “La geografía nos hizo vivir juntos; como en las tragedias griegas estamos obligados a hacerlo, lo hacemos como obligación; no nos da felicidad ni logramos conseguir la verdadera amistad”. Luego continúa: “Cuando un extranjero nos pregunta, no sabemos contestar lo apropiado. Un país tiene 5.000 km de costa y el otro 0 km, pero la tuvo, y ninguno de los dos teme militarmente al otro, porque la diferencia es muy grande. Chile y Bolivia es un caso dramático de desacomodo. Por un lado hay falta de generosidad y de sensibilidad internacional, por el otro hay desesperanza, ánimo cero e impaciencia”.

Don Oscar Pinochet murió precisamente cuando las relaciones entre nuestros dos países están en su punto más álgido. Pero cuando pasen los años y se resuelva el problema marítimo boliviano, los nombres de personalidades chilenas que tanto se afanaron por estrechar las relaciones entre los dos países, tales como don Oscar Pinochet, serán recordados como símbolos de la amistad y entendimiento que siempre debió reinar entre estos Estados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia