Columnistas

Los Oscar 2017

'La ciudad de las estrellas' ('La La Land') tiene un toque demasiado dulzón y prefabricado

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado *

01:02 / 22 de abril de 2017

Poco faltó para que La ciudad de las estrellas (La la land), del director Damien Chazelle, se llevara la codiciada estatuilla del Oscar 2017 a la mejor película, no solamente por el error en la apertura del sobre en el acto de premiación, sino porque antes de la ceremonia, realizada en el Dolby Theatre de Hollywood, fue una de las que mayores postulaciones había logrado.

Como amante del séptimo arte y entusiasta aficionado de las películas musicales, fui al cine con la esperanza de incorporar a mi lista a La la land junto a El violinista en el tejado y Les miserables, pero ciertamente salí decepcionado... si no hubiesen sido las pipocas, probablemente me habría quedado dormido. La película, que transita entre lo neoclásico y lo posmoderno, tiene un toque demasiado dulzón y prefabricado que, después de 60 minutos de estar sentado en la sala del cine, uno se pregunta si mejor hubiese sido verla en la pantalla de televisión en casa.

La música, compuesta y ejecutada por la orquesta de Justin Hurwitz, así como la coreografía de los bailes, desde mi humilde punto de vista, están muy por debajo de la película animada Sing: ven y canta. Las canciones de Steve Wonder, de Queen, solo por citar dos de ellas, son brillantemente interpretadas, si vale el término, por los tiernos animalitos que participan en un concurso de canto, donde la actuación de Rosita, la cerdita madre de 25 pequeños lechoncitos, es ciertamente genial. Creo que compraré el DVD de Sing para volverla a ver en casa.

Pues bien, después del error cometido en la ceremonia, al que me referí anteriormente, quien finalmente se llevó la estatuilla a la mejor película fue Moonligth (Luz de luna) del director Barry Jenkings. A mi gusto, porque no soy de esos críticos que generalmente van en contra de la opinión de la gente común que vamos al cine, la película, que cuenta la vida de un muchacho afroamericano en un suburbio conflictivo de Miami, no es mala; sin embargo, creo que Hasta el último hombre es muy superior y merecía llevarse el Oscar a la mejor película. La cinta que relata la vida del soldado Desmond Doss durante la ocupación de Okinawa en la Segunda Guerra Mundial fue llevada a la pantalla grande por uno de los mejores directores: Mel Gibson, quien nos trajo películas de excelente factura como Corazón valiente, La pasión de Cristo y Apocalypto, por citar algunas de ellas. Más aún, considero que no solamente el trabajo de Mel Gibson está por encima de la premiada Moonligth, sino que la interesante película Figuras ocultas también habría merecido un mayor reconocimiento.

* es economista y Vicerrector de la Universidad Católica Boliviana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia