Columnistas

Pacto de unidad hemisférico

Se están dando pasos concretos para establecer infraestructuras económicas productivas

La Razón / Helena Argirakis Jordán

00:43 / 30 de mayo de 2013

El domingo culminó una experiencia de intenso intercambio político en el país, luego de tres días de reuniones y sendas mesas de trabajo entre los presidentes de Bolivia y Venezuela (acompañados por sus gabinetes en pleno). En la reunión se establecieron al menos seis convenios y varios acuerdos en una amplia gama de temas de interés común para ambos países. Lo significativo del encuentro, más allá de las dinámicas de trabajo paralelas entre los presidentes y sus ministros, fue la concreción de un nivel más cercano y operativo de coordinación entre Bolivia y Venezuela, luego de la conformación de un Consejo de Ministros entre ambos países, y la determinación de reunirse de manera trimestral.

En la declaración de la II Reunión de la Comisión de Integración Conjunta se pueden identificar áreas temáticas, objetivos y propuestas de concreción de políticas públicas que fueron delineadas en los 13 Pilares de la Bolivia Digna y Soberana para Vivir Bien, en febrero de 2013. Por ejemplo, el convenio firmado para la formación y aplicación científica y tecnológica en el área de uso pacífico del espacio ultraterrestre, observación y modulación físico territorial y ciencia de la tierra (agencia ABI) encaja con el pilar cuatro del Vivir

Bien, respecto a la búsqueda de soberanía científica y tecnológica con identidad propia. Asimismo, el convenio de cooperación para la creación de centros complementarios de innovación textil (ABI) se puede relacionar con el pilar seis, respecto a la soberanía productiva con diversificación y desarrollo integral. A su vez, el convenio para la implementación de acciones conjuntas de investigación, desarrollo, formación para impulsar la industrialización del litio (ABI) se puede  vincular con el pilar siete, que persigue la soberanía sobre los recursos naturales con nacionalización, industrialización y comercialización en armonía–equilibrio con la Madre Tierra.

Como se puede observar, tanto en los objetivos trazados por los 13 pilares del Vivir Bien como en los contenidos de los convenios y acuerdos firmados con Venezuela, el Gobierno boliviano está dando pasos concretos para establecer una diversidad de infraestructuras económicas productivas, así como de educación, formación y capacitación, para potenciar el proceso de industrialización nacional, en un esfuerzo de eliminar la pobreza, fomentar la prosperidad material, pero sin provocar dependencias ni vulneraciones a la soberanía nacional, buscando la autonomía y autogestión desde el Estado.

Sin embargo, el elemento diferenciador de este proceso en este momento radica en la orientación ideológica, civilizatoria y del sujeto político que encarna dicho proceso, que en la actualidad lo constituye en eje antiimperial con claro sentido antineoliberal y el bloque indiano–originario–campesino–obrero–popular, que le da un anclaje cosmológico, étnico, cultural, territorial, con una pertinencia histórica específica y no abstracta. A través de la conformación de la Confederación de los Pueblos Indígenas de Latinoamérica y el Caribe, se articula una suerte de “Pacto de Unidad” hemisférico, que se convierte, tanto en el motor social de la transformación  como en el guardián de la consolidación y continuidad del horizonte trazado. Por lo tanto, la integración complementaria de los pueblos con soberanía salta del papel, del protocolo, del convenio y/o del acuerdo firmado entre países, que son actualmente las puntas de lanza de la transformación en Centro y Sudamérica, para convertirse en realidad orgánica, tangible, social e histórica.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia