Columnistas

Patrimonio presidencial

Los que alzan el dedo acusatorio deberían investigar  la fortuna de sus mentores políticos

La Razón / Reymi Ferreira

00:37 / 09 de noviembre de 2012

El alboroto armado por algunos representantes de la oposición a causa del  incremento del patrimonio del Presidente del Estado nos movió a investigar al respecto, llegando a la conclusión que, junto al presidente de Uruguay, el presidente Evo Morales es el que menos patrimonio tiene. 

El Primer Mandatario ya explicará el incremento de sus bienes; pero como dato habría que decir que el derecho de autor de un libro autobiográfico fácilmente sobrepasaría los 100 mil dólares, y montos parecidos se pagan por conferencias en escenarios internacionales. Si quisiera lucrar con su figura, sin necesidad de usar el cargo, el Presidente podría ser millonario, aunque creemos no se encuentra en dichos afanes.

Se le pueden cuestionar muchas cosas al Presidente, en democracia es posible hacerlo, pero tengo la íntima convicción que la honradez de Evo Morales es incuestionable. Es un hombre entregado a una causa ideológica, por lo que no tiene reparos en trabajar desde las cuatro de la mañana hasta la medianoche; y en este tipo de personalidades es difícil encontrar ambiciones de tipo material. Fidel Castro es un buen ejemplo de ello. Retirado de la política, no tiene otro patrimonio que una casa y un vehículo, pese a que dedicó toda su vida a trabajar por una revolución que en varias ocasiones casi le cuesta la vida.

Llama la atención que los que arman polémica por el patrimonio del Presidente pertenezcan a organizaciones cuyos líderes tienen patrimonios millonarios, sin otro oficio conocido que el de la política. Los que alzan el dedo acusatorio y difamador  deberían investigar un poco la fortuna de sus mentores políticos, sátrapas que desde la Aduana, la Renta Interna (así se llamaba) o con las licitaciones de obras públicas, hicieron fortunas valuadas (en muchos casos no declaradas o a nombre de palos blancos) en millones de dólares. Existen exautoridades que aprovechando sus influencias se hicieron dotar de decenas de miles de hectáreas de tierra productiva, apareciendo ahora como prósperos empresarios agropecuarios, sin que dedo alguno los señale.

Muchos ciudadanos ingresan a la política por figuración social, otros lo hacen para defender causas ideológicas, otros para defender determinados intereses o los propios (recuérdese la UCS de Max Fernández) y finalmente otros lo hacen por motivos de lucro personal. Consideramos que el presidente Morales está entre los segundos; es decir, actúa en política por poderosas razones ideológicas, motivación que lo ha llevado a encabezar una de las transformaciones políticas más importantes de nuestra historia. Que algunos pretendan ver irregularidades en el incremento de su modesto patrimonio, parece confirmar la sentencia popular que reza, “todo ladrón cree que todos son de su condición”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia