Columnistas

Periodismo y muerte

Los periodistas asesinados en México estaban investigando a autoridades ligadas al narcotráfico.

La Razón (Edición Impresa) / Lucía Sauma

00:15 / 08 de junio de 2017

Ya son 15 los periodistas asesinados en América Latina en lo que va del año, según el reporte de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP), de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap). Esta institución ha realizado un estudio desde 2006 a la fecha y por cuyos resultados nos enteramos que el país más peligroso para ejercer el periodismo es México, con 147 periodistas asesinados; le sigue Honduras, con 58; luego Brasil (47); y en cuarto lugar Guatemala (30).

¿Por qué matan a los periodistas en México? Le pregunté al periodista mexicano Teodoro Rentería, su respuesta fue clara: “Para ocultar información sobre la corrupción política que se alía al narcotráfico, quienes se encargan de poner a los sicarios que terminan victimando a las mujeres y hombres de la prensa”. Todos los periodistas que fueron asesinados en México estaban investigando actos de autoridades corruptas ligadas al narcotráfico, como lo confirma Artículo 19, otra organización de defensa de los periodistas, cuando informa que “el 53 % de las muertes fueron presuntamente cometidas por funcionarios públicos”.

Ileana Alamilla es una periodista guatemalteca, representante del Observatorio de Periodistas de su país. Ella describe la difícil situación de Guatemala para ejercer el periodismo al encontrarse entre México y Honduras, las dos naciones con más crímenes contra periodistas en la actualidad. En Guatemala se implantó la censura y la autocensura; la prensa local casi no informa de crímenes vinculados al narcotráfico; aunque sí informa sobre actos de corrupción que cometen las autoridades públicas, y hay evidencia de que los periodistas que fueron asesinados estaban informando sobre estos casos.

En estos tres países ejercer el periodismo consciente, de investigación y denuncia es un llamado a la muerte y al olvido. Ninguno de los casos fue resuelto; estos crímenes se mantienen en la impunidad. Lo que agrava la situación de los periodistas, porque aumenta la indefensión de quienes trabajan por el derecho a la información que tienen todos los ciudadanos y que es imposible de ejercer sin libertad.

A pesar de las amenazas y de los asesinatos, los periodistas de estos países continúan ejerciendo su oficio contra sicarios y balas. Es importante para ellos, sus familias y sus medios de comunicación, saber que la información que elaboran, las denuncias documentadas que realizan, se difunden en otros países solidarios como el nuestro; que los periodistas desde otras latitudes estamos atentos a su trabajo; y que todo lugar, espacio, medio, artículo o reportaje es una palestra para hacer sentir el repudio que tenemos y la exigencia de que estos casos sean resueltos y se ponga fin a los crímenes contra periodistas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia