Columnistas

Permisos de viaje

Los pobladores formaron largas filas para tramitar un permiso que no fue verificado

La Razón (Edición Impresa) / Elisa Medrano Cruz

00:00 / 26 de julio de 2015

Con motivo de las vacaciones de invierno y dado que éstas son aprovechadas por la población para salir de viaje, las autoridades intensificaron una campaña, a través de los medios de comunicación, para que los padres de familia tramiten el “Formulario Único de Verificación de Documentos de Identidad para el Tránsito de Niños, Niñas y Adolescentes a nivel nacional” ante las oficinas de las defensorías de la niñez y adolescencia, ubicadas en las terminales terrestres.

De acuerdo con las disposiciones, si los menores viajan con ambos padres no es necesario que gestionen ese permiso, solo deben portar el certificado de nacimiento o la cédula de identidad de ellos y de sus vástagos.

Pero, según la propaganda, ese procedimiento sí es necesario en caso de que él o los menores se trasladen con uno de los progenitores, para lo que el padre o madre de familia tiene que acreditar un garante. Si el niño o adolescente realiza el viaje con una tercera persona se requiere su cédula de identidad, su firma, así como la de uno de sus padres y de un garante.

Para el caso, en las últimas vacaciones invernales, los pobladores formaron largas filas en las oficinas de las defensorías de las respectivas terminales en las ciudades de La Paz y El Alto, a fin de tramitar ese Formulario. En las extensas hileras no faltaba quien pedía a un desconocido que funja como su garante y tras ruegos y más ruegos, éste aceptaba.

Y así se tramitó el respectivo permiso. Sin embargo, a la hora de vender los boletos, comenzar el viaje y durante el trayecto a Santa Cruz, que fue mi caso, la empresa de transporte no se percató de revisar si la persona que se trasladaba con menores de edad gestionó ese permiso, por lo menos así ocurrió con algunas empresas que brindan ese servicio a ese departamento, según pudo verificar este medio. En el retorno a La Paz ocurrió lo propio, nadie revisó si la persona que viaja con menores tenía ese documento.

Está bien que las autoridades exijan a los individuos que viajan con menores de edad que tramiten ese permiso para luchar contra la trata y tráfico de niños y adolescentes. ¿Pero no creen que esa acción daría más resultado si es que también verificaran que la persona que viaja con menores de edad tramitó ese documento? ¿Y las empresas no debieran coadyuvar en esa labor? ¿Quién las fiscaliza para que lo hagan? ¿En diferentes trancas no tendría que haber controles sorpresivos?

Y me pregunto, si eso ocurre en época de alta demanda, como las vacaciones de invierno, ¿qué ocurre los otros días del año, cuando la campaña pasa desapercibida? Así, el trámite resultó siendo un saludo a la bandera.

Periodista de Informe La Razón

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia