Columnistas

Persistente volatilidad

La Razón (Edición Impresa) / Perspectiva - Armando Álvarez Arnal

00:00 / 13 de marzo de 2016

Las señales de un mayor debilitamiento de la economía china y la desconfianza sobre la capacidad de sus autoridades para gestionar los diversos problemas que la aquejan generó, en los dos primeros meses del año, la caída de la mayoría de los mercados bursátiles y de los precios de las materias primas, lo que motivó la salida de capitales de las economías emergentes (principalmente de aquellas que dependen de las materias primas) que buscaron refugio en activos considerados de bajo riesgo como el dólar, los bonos del tesoro estadounidense y el oro.

Al finalizar febrero, con el propósito de evitar una mayor caída del precio del petróleo, que en ese mes alcanzó su precio más bajo en 12 años ($us 26 el barril), Venezuela, Qatar y Arabia Saudita (países miembros de la OPEP) y Rusia acordaron preliminarmente congelar la producción de crudo a los niveles de enero de 2016, siempre que otros países productores apoyen la medida. Si bien todavía no existe un acuerdo formal al respecto, que podría alcanzarse en una reunión que mantendrían varios países productores a fines de mes, el precio del barril, con subidas y bajadas, repuntó hasta los $us 38, pese a que las reservas mundiales de crudo se mantienen altas y de nuevas señales de debilitamiento de la economía china, cuyas exportaciones e importaciones volvieron a decrecer en febrero un 25% y un 14%, respectivamente, con relación a febrero de 2015. La recuperación del precio del crudo animó a los mercados bursátiles, que con altibajos han logrado recuperar gran parte del terreno perdido en los dos primeros meses del año.

Por otra parte, durante la semana que concluye, el Banco Central Europeo (BCE) determinó reducir la tasa de interés de referencia que estaba en 0,05% al 0%, y la tasa negativa que paga a los bancos por mantener depósitos en esa institución (en realidad que cobra, ya que una tasa negativa implica que los bancos deben pagar al BCE) del -0,30% al -0,40%. Determinó también incrementar el monto que desde marzo de 2015 mensualmente destina a la compra de activos de $us 67.000 millones a $us 89.000 millones. Estas medidas tienen el propósito de inyectar mayor liquidez y que los bancos presten recursos en lugar de mantenerlos en el BCE para fomentar el consumo y la inversión en la eurozona, que desde inicios del año viene registrando una deflación (caída de los precios). El inmediato efecto de estas medidas podría reflejarse en una subida de los mercados bursátiles, ya que parte de esa mayor liquidez se destinaría a la compra de acciones (como ha venido sucediendo) y en una mayor depreciación del euro frente al dólar, lo que favorecería a las exportaciones de la eurozona.

En este escenario, el Banco Central estadounidense (Fed) podría enfrentar dificultades para subir nuevamente la tasa de referencia, que en diciembre de 2015 fue elevada de un rango de 0%-0,25% a 0,25%-0,50%. Si bien la economía estadounidense viene creciendo, aunque por debajo del nivel esperado, y el desempleo se redujo al 4,9%, una nueva subida de su tasa de referencia podría estimular la volatilidad de los mercados, ya que se apreciaría aún más el dólar, motivaría una mayor salida de capitales de las economías emergentes y encarecería las materias primas.

El comportamiento futuro de los mercados en los próximos días, e incluso meses, dependerá de lo que determine la Fed respecto a su tasa de referencia la próxima semana y al resultado de la reunión que mantendrán los países productores de petróleo a fines del presente mes. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia