Columnistas

Personaje del 2011

Su imagen representa la ‘voluntad de remodelar la política global y redefinir el poder popular’

La Razón / José Gramunt de Moragas

03:07 / 18 de diciembre de 2011

La última edición de la revista norteamericana Time (de difusión mundial, por cierto) ha nombrado “el personaje del año 2011” a una mujer joven con el rostro semicubierto, pero que deja ver sus ojos brillantes y profundos, propios de las mujeres del Medio Oriente. El pie de foto tiene una sola palabra, “protester”, cuyo equivalente en castellano sería  “Los Indignados”. Esta última denominación se empezó a utilizar en la madrileña Puerta del Sol y, muy pronto, se extendió por todo el mundo, desde el Medio Oriente, países árabes, pasando por Moscú y Nueva York, tal como se explica en la misma portada.

El mensaje no deja lugar a dudas. La imagen de la joven protestataria, tal y como explica la misma publicación, representa la “voluntad de remodelar la política global y redefinir el poder popular”. Hasta donde yo sé, y, por ahora, esos movimientos espontáneos no han conformado partidos políticos ni otras organizaciones parecidas ni han formulado programas concretos, pero sí que manifiestan la rebelión contra el “establishment”, contra la injusticia, la discriminación y muchos otros males que padece el mundo de hoy, tan orgulloso y complaciente consigo mismo.

Considero que la publicación que comentamos es oportuna, sobre todo en momentos en que la injusticia se extiende en casi todo el mundo. Concretamente en Bolivia los tribunales de justicia están sojuzgados bajo el poder único del Sr. Presidente. Y así podríamos ir desgranando muchos otros motivos justos de protesta. Ahora bien, el Time se valió de la fotografía de una joven norteamericana de 25 años, ciertamente “indignada”, según confesó ella misma, cuando supo que su imagen había recorrido el mundo, a caballo del Time.

Este episodio me recuerda que la República francesa consagró el rostro de una joven revolucionaria, que empuñaba la bandera tricolor encabezando a un grupo armado saltando una barricada. La vigorosa mujer es conocida por el nombre de Marianne y desde entonces es uno de los símbolos representativos de la República de Francia. El famoso pintor Delacroix, que plasmó en un lienzo de gran tamaño el mencionado episodio, tituló el cuadro La libertad conduce al pueblo. Esa pintura al óleo se exhibe en el museo del Louvre. Algo más: en los últimos años los rostros de las actrices cinematográficas, Caherine Deneuve y sucesivamente de Brigitte Bardot, fueron elegidos como símbolos de la República francesa.

Volviendo a los “indignados”, ya hace unos años que aquí en Bolivia se produjo un fenómeno parecido que se autocalificó “los cabreados”, palabreja que no se considera muy académica, pero que sí está muy extendida entre el pueblo llano. Esos “cabreados” bolivianos sí que formaron un partido político registrado en la corte electoral con el nombre de “Movimiento Sin Miedo”. Como Ud. debe recordar, caro lector, el conocido abogado Juan del Granado, que fundó el MSM, primero fue conmilitón de Evo Morales. Luego, los dos políticos se distanciaron, lo cual le costó a Juan Sin Miedo el “cabreo” de Don Evo y los consiguientes epítetos contra Del Granado, calificándolo de “traidor”, etc.

Aquí concluye la historieta que inició el Time con gran repercusión mundial y, por el juego imprevisible de las similitudes, lo hicimos pasar por el Louvre, y aterrizar en la actualidad política boliviana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia