Columnistas

Pies y cabeza

Los buenos técnicos no son aquellos que supieron usar bien sus pies, sino los que usan su cabeza

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

00:44 / 23 de abril de 2016

La primera vez que llevé a mi hijo al estadio, un lejano domingo por la tarde, jugaba The Strongest (el Tigre). Poco después, lo llevé un jueves para que conozca el estadio por la noche, y casualmente también jugaba The Strongest. Fue entonces que me puse a pensar: si lo sigo llevando al fútbol cuando jueguen los atigrados, terminará siendo stronguista y será atigrado toda su vida, porque así suele ocurrir con los amores a un determinado equipo.

Ello ciertamente hubiese sido hacerle un daño, para que sufra toda su vida, así que en las siguientes oportunidades decidí llevarlo al campo deportivo miraflorino cuando jugaba Bolívar (la Academia). Fue una decisión basada exclusivamente en la racionalidad, en tanto que las estadísticas muestran que generalmente los académicos les ganan a los tigres. Disculpen los atigrados, pero esa es la realidad.    

Pero esta es una historia, al igual que las telenovelas, que tuvo un final feliz. Antes de cumplir los 15 años, mi hijo decidió no ser ni stronguista ni bolivarista, ni de ningún otro equipo. La última vez que quise llevarlo al fútbol me dijo que prefería ir a ver una buena película. Lo que a mi hijo le tomó menos de 15 años, a mí me tomó cerca de 30, lo que corrobora  la hipótesis de que las nuevas generaciones son más inteligentes.

Hace poco más de dos semanas los tigres se hicieron dar una paliza en tierras gauchas, y los académicos apenas si pudieron empatar en el Hernando Siles quedando eliminados en las clasificatorias de la Copa Libertadores de América. Toda una pena para los hinchas de estos equipos, pero como dicen nuestros comentaristas deportivos: se jugó con dignidad y se ganó experiencia.

Desde mi punto de vista, el jugar con vergüenza deportiva no es algo por lo que debería aplaudirse a los jugadores, ese es el trabajo de los futbolistas, para eso se les paga, pero no solamente para eso, sino fundamentalmente para que ganen, y si no lo hacen deberían, por dignidad, irse a su casa, porque si de experiencia se trata, somos campeones.

¿Técnicos? ¿Profesores? Me atrevo a suponer que nuestros técnicos saben tanto de fútbol como yo sé de jugar telefunken o rummy. Sé que ambos se juegan con naipes y pare de contar, como nuestros técnicos deben saber que el fútbol se juega con una pelota. Todavía no entendemos que los buenos técnicos no son quienes supieron usar bien sus pies y que ahora ya no les funcionan, sino aquellos que usan su cabeza, y ciertamente usar bien la cabeza y los pies no siempre son actividades compatibles o, mejor aún, generalmente no son aptitudes que se presentan conjuntamente.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia