Columnistas

Poe

En cuanto a la literatura policial y negra, Poe emerge contundentemente como su creador

La Razón / Ana Rebeca Prada

00:07 / 28 de marzo de 2012

Es interminable la obra de Edgar Allan Poe (1809-1849). Así pareciera. Y eso que no es muy extensa. Tiene una colección considerable de cuentos y una sola novela, La narración Arthur Gordon Pym (magníficamente traducidos por Cortázar y publicados por Alianza). Tiene además esa colección de poemas que, una vez conocidos, parecen no olvidársele a una jamás. Uno de los más grandes, Baudelaire, escribió sobre él un ensayo furibundo sobre la vida que tuvo que sostener uno de los fenómenos literarios que más lo impresionaron y conmovieron, traduciéndolo para el mundo francés. T. S. Eliot explica en algún artículo cuán profunda fue la influencia  de Poe en Francia. Y lo fue, hechas bien las cuentas, en realidad, en lo más profundo de la modernidad.

Pero volvamos a aquello de interminable, porque no olvido a José Emilio Pacheco diciendo que Poe había inventado el cuento, así como se lo entiende, precisamente, en la modernidad. Por otro lado, cuando una se acerca a la literatura policial y negra, Poe emerge contundentemente como su creador. No que no hubiera habido crimen antes en la literatura, pero él lo construyó como hecho misterioso que convoca a una investigación: y de paso inventó al extravagante Auguste Dupin, padre de todos los investigadores que vinieron después. Daniel Link llega a decir: “En Poe se da no sólo el momento fundacional sino también su clausura”. ¡Es cierto!: si los Crímenes de la calle Morgue fundan el policial, El misterio de Marie Rogêt anuncia todo lo oscuro de la tradición de la novela negra.

Luego una pasa al horror, al género gótico. ¿Y quién es seguramente el más grande escritor del género, el inevitable, el absolutamente necesario? Poe. Rara vez se encuentran cuentos donde la angustia, lo raro, lo temible, lo aterrador hagan una fiesta escritural tan excelsa. No sólo está el ultra-clásico La caída de la casa Usher, que además nos regala a la macabra Madeline, sino esos cuentos (mis favoritos) en que mujeres como Ligeia, Berenice, Eleonora, etc., generan ese horror particular que conjuga mujer amada y muerte.

Y, para ir terminando con esto de lo interminable: resulta que Poe está en la base del género de la ciencia ficción. Un cuento como La verdad sobre el caso del señor Valdemar sería de aquellos que combinan el terror y la (proto)ciencia ficción. Pero están también el Manuscrito hallado en una botella" y Descenso al Maelstrom, que explora el mar como lugar de lo extraño y lo sobrenatural; y Mellonta tauta, cuya trama está directamente ubicada en un remoto futuro. Pero está también La incomparable aventura de un tal Hans Pfaall, que es postulado muy convincentemente como el origen de la ciencia ficción, quitándole al Dr. Frankenstein ese honor... Y, bueno, ni hablar de Eureka, ensayo en el que el autor intenta explicar el origen, la lógica y el destino del universo...

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia