Columnistas

Posición chilena en La Haya

En reiteradas ocasiones Chile ha manifestado estar dispuesto a negociar una salida al mar para Bolivia

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Prudencio Lizón

00:01 / 06 de mayo de 2015

El lunes, la delegación chilena en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, presentó sus alegatos orales con el fin de pedir a ese tribunal internacional que se declare incompetente ante la demanda nacional de que Chile se obligue a ingresar en una negociación de buena fe para solucionar el problema marítimo boliviano. Pues bien, todos los delegados chilenos que participaron ante la CIJ tuvieron un fin común: el de demostrar que lo que Bolivia desea en el fondo de su demanda es la modificación del Tratado de Paz de 1904; y si esto lo obtiene, perturbaría la armonía internacional, ya que muchos otros países pedirían también la revisión de tratados que los considerasen gravosos. Además, incidieron en que el único modo de que se concediese un territorio litoral a Bolivia con plena soberanía sería modificando precisamente el Tratado de Paz.

Es de lamentar que dichos delegados no conociesen la historia de nuestras relaciones bilaterales con respecto al problema marítimo nacional. Primeramente cabe destacar que el suscriptor del Tratado de Paz, don Emilio Bello Codesido, vino a La Paz en 1919 con objeto de llegar a un acuerdo dando una salida al mar propia y soberana a Bolivia. Esto demuestra que el propio firmante del Tratado de Paz lo consideraba muy oneroso. De este modo se aprobó el Acta Protocolizada de 10 de enero de 1920, donde se estipula que se procurará un acuerdo “que permita a Bolivia satisfacer su aspiración de obtener una salida propia al Pacífico, independientemente de la situación definitiva creada por las estipulaciones del Tratado de Paz y Amistad de 20 de Octubre de 1904”. El acta señala que Chile está dispuesto a ceder a Bolivia “una parte importante de esa zona al norte de Arica y de la línea del ferrocarril que se halla dentro de los territorios sometidos al plebiscito estipulado en el Tratado de Ancón”.

Años después, en 1950, se determinó un intercambio de notas entre el embajador de Bolivia en Chile, don Alberto Ostria Gutiérrez, y el canciller chileno, don Horacio Walker Larraín. La nota de este último, fechada el 20 de junio de 1950, decía al respecto que el Gobierno chileno, “junto con resguardar la situación de derecho establecida en el Tratado de Paz de 1904, ha estado dispuesto a estudiar, en gestiones directas con Bolivia, la posibilidad de satisfacer las aspiraciones del Gobierno de VE y los intereses de Chile”. Después continúa mencionando que su país “está llano a entrar formalmente en una negociación directa destinada a buscar la fórmula que pueda hacer posible dar a Bolivia una salida propia y soberana al océano Pacífico”.

Luego, en 1961, el embajador chileno en La Paz, don Manuel Trucco, presentó un memorándum el 10 de julio de 1961. En ese documento se recuerda a las notas de 1950 y se reitera que su país “ha estado llano, junto con resguardar la situación de derecho establecida en el Tratado de Paz de 1904, a estudiar, en gestiones directas con Bolivia, la posibilidad de satisfacer las aspiraciones de ésta”.

Por último, en la negociación de Charaña, el canciller chileno, almirante Patricio Carvajal, cursó una nota al embajador de Bolivia en Santiago, de fecha 19 de diciembre, donde en sus partes salientes dice: “La respuesta chilena se funda en un arreglo de mutua conveniencia y contemplaría los intereses de ambos países y que no contendría innovación alguna a las estipulaciones del Tratado de Paz de 1904”. Y luego presenta su solución: cesión de un corredor al norte de Arica con continuidad territorial desde Bolivia hasta el mar, mediante un canje de territorios.

Como se puede observar, en todas las ocasiones señaladas Chile ha manifestado estar dispuesto a negociar una salida al mar, al margen del Tratado de Paz. Pero ahora, quizás por desconocimiento de estos documentos, la delegación de Chile en la Corte de La Haya ha cambiado de parecer, e insiste absurdamente en la necesidad perentoria de tocar el Tratado de Paz para cualquier tratamiento del asunto marítimo nacional.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia