Columnistas

Posicionando la nueva Bolivia

Los resultados obtenidos posicionan a Bolivia como un país atractivo para la inversión extranjera

La Razón (Edición Impresa) / Omar A. Yujra Santos

01:14 / 10 de noviembre de 2015

Entre el lunes 26 y martes 27 de octubre, el Gobierno entabló una serie de reuniones en la ciudad de Nueva York, en lo que se denominó Cumbre de Inversiones de la nueva Bolivia, organizada por el reconocido medio de comunicación Financial Times (FT). El encuentro sirvió para reunirse con 34 empresas internacionales, dejando fuera a casi 50 empresarios que no pudieron participar porque los cupos estaban llenos.

¿En qué beneficia esto al país?

Para los no entendidos en la materia significa que en el exterior existe una buena percepción del país y una predisposición para invertir en diversas áreas y sectores económicos para seguir potenciando la economía, concretamente, para consolidar los proyectos estratégicos de industrialización en las áreas de hidrocarburos, minería, electricidad, turismo y manufactura.

Esto se debe a que en un contexto de crisis internacional existen muy pocos países donde se pueda invertir y que a su vez brinden estabilidad económica, política y social. Más aún cuando diferentes indicadores como el incremento de reservas internacionales, cartera de ahorro y crédito del público, inversión pública, mejoramiento de la calificación de riesgo, la reducción de la deuda externa y de las tasas de desempleo, desigualdad y pobreza, etc. muestran en la actualidad una solidez envidiada por muchos países y gobiernos.

El documento del FT, que suma un total de 52 páginas divididas en 12 notas, considera opiniones oficiales y también de analistas y dirigentes opositores, en general resalta los avances económicos y sociales que vive el país en los últimos años. Entre las notas hay varias dedicadas al sector turístico, donde se describen atractivos naturales como el parque Madidi, salar de Uyuni, lago Titicaca y otros.

Entre las notas hay una que me llamó particularmente la atención, la cual titula “Upwardly Mobile” o Movilidad Ascendente y señala: “…Desde 2006, cuando Evo Morales se convirtió en presidente, la economía —un gran exportador de gas y minerales— casi se ha triplicado en tamaño”.

“Este crecimiento, junto con una prudencia macroeconómica y políticas fiscales expansivas, tiene financiado el bienestar popular y programas de alivio de la pobreza que han llegado a millones de bolivianos. Unos $us 500 millones al año se han canalizado en esquemas de transferencias para personas mayores, los escolares y mujeres embarazadas, por ejemplo”.

Al mismo tiempo describe: “…Un país que una vez fue sinónimo de pobreza extrema, los indígenas empobrecidos están ganando en influencia económica”. Continúa indicando: “…Entre 2005 y 2013, 2,6 millones de personas se unieron a la clase media…” y a su vez “muchos bolivianos están aprovechando las oportunidades de crecimiento”, incluso aquellos renuentes a los resultados del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, puesto que en La Paz, Samuel Doria Medina, hijo de un político conocido de la oposición, abrió el exclusivo restaurante Jardín de Asia en 2013, pone la política a un lado, “los negocios son los negocios”, dice, “y en el escenario actual, el negocio va muy bien”.

Sin duda los resultados obtenidos en materia económica, política y social posicionan a Bolivia, ante la comunidad internacional, como un país atractivo para la inversión extranjera que servirá para impulsar aún más el crecimiento y desarrollo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia