Columnistas

Producir, producir

Los gobiernos locales no logran entender que el dinero que reciben se debe invertir en producción

La Razón / Lucía Sauma

00:16 / 25 de julio de 2013

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), a través de su página web, informó que entre enero y junio de 2013 el país se ha beneficiado con $us 1.658 millones por concepto de regalías, participación al Tesoro General del Estado e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Según el informe de YPFB, el mayor monto por asignación de regalías departamentales por hidrocarburos corresponde al departamento de Tarija, que recibe $us 217,8 millones por ser la región donde se encuentran los principales campos gasíferos del país. Estos ingresos deberían invertirse en proyectos productivos, que beneficien al departamento y contribuyan al desarrollo del país. Por ejemplo, en Tarija muchas mujeres productoras no tienen agua para riego, principalmente porque sus autoridades municipales no las escuchan, no incluyen en sus presupuestos operativos anuales (POA) proyectos productivos relacionados con soberanía alimentaria. A modo de sugerencia pregunto: ¿será posible avanzar en el proyecto de riego desde el río Camacho para beneficio de los agricultores tarijeños?

Hace diez años, múltiples voces decían que si tuviéramos ingresos suficientes, éstos deberían invertirse en el sector productivo. En ese tiempo, políticos, dirigentes, empresarios y economistas coincidían en que el poco capital que se tenía debía usarse en la activación de la economía, fundamentalmente en el sector agropecuario y en los hidrocarburos. Incluso alguno sugirió que el desayuno escolar debía elaborarse con productos regionales (quinua, mote, plátanos), en lugar de comprar galletas o chocolate en polvo del extranjero.

Diez años después se han multiplicado nuestros ingresos provenientes de los hidrocarburos, somos el país número uno en la producción de quinua. A pesar de estas condiciones favorables, me encontré con mujeres productoras de cañahua, quinua o haba frustradas en su afán de abastecer el desayuno escolar por la burocracia de sus gobiernos locales, que no logran entender que el dinero que reciben se debe invertir en producción, si no quieren que los próximos diez años nos encuentren llorando sobre los despojos de los recursos naturales inutilizados y el dinero malgastado.

Cuando se reprograman los presupuestos operativos anuales, ¿se pone énfasis en proyectos productivos?, ¿se planifica pensando de aquí a 20, 30 años o sólo para 2014? Invertir en producción es la única forma de transformar el dinero en fuentes de empleo, en soberanía y seguridad alimentaria, en futuro de verdad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia