Columnistas

Promesas verdes II

La temática ambiental es incluida de forma tangencial, pese a los discursos y a las leyes vigentes

La Razón (Edición Impresa) / Humberto Gómez

02:15 / 01 de julio de 2014

La carrera electoral comienza en breve y nuevamente escucharemos de parte de los candidatos las ofertas de programas de gobierno. No es de esperar muchas sorpresas, la mayor parte de las propuestas nos ofrecerán crecimiento económico, bajo uno u otro modelo; y la temática ambiental será incluida de forma tangencial, pese a los discursos y pese a las leyes vigentes.

Parecen lejanos ya aquellos días en que, de manera inédita en el mundo, el Estado Plurinacional de Bolivia promulgaba una ley para reconocer los derechos de la Madre Tierra, así como las obligaciones y deberes de ese mismo Estado y de la sociedad para garantizar el respeto de estos derechos. Ahora todo se trata de caminos, aprovechamiento forestal, explotación de recursos hidrocarburíferos y minerales, bajo una perspectiva de “ser cautelosos” con los posibles daños que éstos provocarán sobre la Madre Tierra, y de no renunciar al derecho al desarrollo que tenemos como seres humanos.

Lejos parecen los días en que la aplicación de los artículos 8 y 9 de la Ley 71 nos proponían un nuevo horizonte de relación con quien reconocíamos como ser vivo y como nuestra Madre, y si no los detallo aquí es para que usted se dé la molestia de buscarlos si tiene curiosidad.  Pero no se trata solo de que el Estado  siga lo promovido por esa ley y las posteriores de manera consistente. Ni siquiera los políticos opositores que más hablaron sobre temas ambientales cuando estuvo de moda, con la carretera por el TIPNIS por ejemplo, han incluido en sus ofertas electorales el tema ambiental. Una vez más todo se trata de matriz productiva y de desarrollo económico. Así que la exclusión del medio ambiente no solo es cuestión de unos, sino es cuestión de todos.

“La Madre Tierra es el sistema viviente dinámico conformado por la comunidad indivisible de todos los sistemas de vida y los seres vivos, interrelacionados, interdependientes y complementarios, que comparten un destino común”, esta es la definición en la Ley 71, “que comparten un destino común”, que final tan poderoso; y que complicado para nosotros, como seres humanos, como sociedad mundial y boliviana, comprender que para vivir de manera armónica entre nosotros (y ese nosotros no incluye solo a los seres humanos), debemos cambiar nuestra forma de ver nuestro futuro, nuestro destino. Y créanlo o no, está ahí, lo tenemos descrito en el artículo 12 de la Ley 300 (otra vez sea curioso y búsquelo). Es claro que la búsqueda de esa forma de vida más armónica entre nosotros no depende solo de los que nos gobiernan, depende de nosotros preguntarles a ellos: ¿dónde están esas propuestas en sus ofertas electorales?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia