Columnistas

Propiedad intelectual en juego

Hay quienes señalan que la pelea de los titanes de la industria tecnológica afectará al consumidor

La Razón / Walker San Miguel Rodríguez

00:30 / 07 de septiembre de 2012

La última semana de agosto, un jurado de California emitió un veredicto dando la razón a la firma estadounidense Apple, líder en el mercado de la tecnología y creadora del ya célebre iPhone, en el litigio que sostenía desde abril del pasado año con la firma surcoreana Samsung Electronics por derechos de propiedad intelectual.

El caso se inició con la demanda de la empresa norteamericana ante el tribunal de San José, California, sosteniendo que era titular de 14 patentes y que Samsung había violado derechos de propiedad intelectual copiándolas en el software y en el diseño de sus teléfonos inteligentes. Entre las patentes que Apple intenta proteger se encuentra “la ranura del altavoz”, “los bordes de la pantalla”, “las esquinas redondeadas”, “el borde del vidrio y estética minimalista frontal” y “usar dos dedos para hacer zoom”, referidos todos al diseño del teléfono iPhone y de la tabla iPad. Por su parte, la empresa coreana ha iniciado varias contrademandas a Apple, afirmando que la norteamericana incurrió también en violación de patentes para comunicaciones inalámbricas.

Luego del fallo, el debate (que ya estaba planteado sobre quién copió a quién) ha crecido en intensidad, pues se trata de las dos más grandes empresas de tecnología en el mundo. Apple, a tiempo de alegar que Samsung copió deliberadamente sus modelos (del iPhone y del iPad), pidió una indemnización de $us 2.500 millones. El jurado le dio la razón en la mayor parte de las peticiones y fijó un monto indemnizatorio, aún provisional, de más de      $us 1.000 millones  contra Samsung.

Aunque Apple aparece como el gran ganador, conviene anotar que el jurado californiano no le concedió la patente que cubre los elementos de diseño en el iPad, por lo que Samsung podría volver a comercializar el Galaxy Tab, uno de sus más exitosos productos; y es más, para fines de este año se espera otro veredicto en el que se definirá el monto final de la indemnización y si Samsung debe retirar ocho de sus productos del mercado norteamericano.

En cuanto a los procesos que se tramitan en otros países, no todos los fallos serán uniformes. Por ejemplo, ya un juez japonés desestimó la demanda de Apple; y en Europa, a diferencia de EEUU, no se reconocen patentes por software sino las denominadas “innovaciones implementadas en ordenadores”. Otro dato relevante es que a pesar del litigio entre ambas empresas por violación de propiedad intelectual, continúan sus relaciones comerciales. De hecho, Samsung es el principal proveedor de componentes de Apple. Y como quiera que el modelo Galaxy de Samsung funciona con el sistema Android desarrollado por Google, esta última empresa podría sufrir también pérdidas económicas si finalmente Apple consigue prohibir la comercialización del Galaxy.

En la despiadada carrera por la innovación tecnológica, la frontera entre la creación, innovación y copia no parece estar muy clara. Hay quienes señalan que la pelea de los titanes de la industria afectará al consumidor, pues los productos de Samsung son más accesibles, y está claro que Apple busca no sólo la indemnización sino que se retiren del mercado los productos de Samsung. Como dato a apuntar, el Galaxy ha vendido 50 millones de unidades; el doble que Apple.

Ciertamente, la permanente innovación en tecnología es dinámica y tan rápida que el fallo del jurado no alcanza a los nuevos modelos del Galaxy sino a uno anterior. Por eso Apple ya ha anunciado que demandará a Samsung también por los nuevos modelos, pero eso requiere nuevos juicios, y mientras éstos se desarrollen seguramente habrá salido uno o más modelos actualizados. La lucha de los titanes recién comienza.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia