Columnistas

Provocaciones

La derecha, en Bolivia y a nivel internacional, ha entrado en esta etapa de provocación

La Razón (Edición Impresa) / Julieta Paredes

21:30 / 12 de enero de 2019

Cuando la coherencia ética no forma parte de la práctica y de la conducta política, o cuando los argumentos mínimos se acaban a la vuelta de la esquina, viene la provocación. La provocación es un arma para quien busca argumentos en el otro, porque los suyos ya no funcionan o se les acabaron las justificaciones; pues todas sus manipulaciones fueron derrotadas, una por una, por las organizaciones sociales y los pueblos. La derecha, en Bolivia y a nivel internacional, ha entrado en esta etapa de provocación.

En Bolivia, concretamente en Santa Cruz, se dedican a perseguir a militantes y personalidades del Gobierno, así como a periodistas cuya opinión no coincide con las tergiversaciones que hace la derecha. Violan la intimidad y el derecho de estar en lugares públicos; realizan un acoso político, que en el caso de las hermanas de pollera en el micro tiene connotaciones racistas. Pretenden expulsarnos de los espacios públicos como de los restaurantes, de los cafés, de las calles. Podríamos decir que incluso desean expulsarnos del Gobierno y de Bolivia, solo porque tenemos opiniones políticas diferentes, apoyadas por la mayoría democrática en nuestro país.

Esas son mentalidades fascistas que buscan la dictadura. Con insultos y mentiras pretenden amedrentarnos. Desearían que no existiéramos. Tan desesperados están, que no entienden el concepto de lo público, del respeto a lo público, porque siempre se manejaron como patrones en su finca, como terratenientes en las tierras robadas. Es gente acostumbrada a la impunidad del matonaje que hoy usa de pretexto un referéndum manipulado.

No debemos responder a sus provocaciones, pues buscan el careo. Pero creo que se debe hacer respetar el espacio público, así como el derecho de todas las personas de estar en estos lugares sin ningún tipo de discriminación ni acoso. La Ley Contra el Racismo y la Discriminación debe dejar de ser un saludo a la bandera. Y los casos de acoso a las autoridades entran en la Ley 243 Contra el Acoso y Violencia Política hacia las Mujeres

Otra provocación se cierne sobre nuestra hermana Venezuela. Habiendo elegido democráticamente a su gobierno, hoy el imperialismo provoca a nuestras y nuestros hermanos venezolanos, desconociendo la voluntad popular; y pretendiendo ellos, los gringos, nombrar y elegir un gobierno para Venezuela. Son realmente burros. Claramente se les agotó el proceso de manipulación de la democracia en función de los intereses burgueses y del capitalismo neoliberal e imperialista. El capitalismo imperialista ya no puede disimular que el uso y abuso, y la manipulación de la democracia no están generando el resultado que ellos quisieran. Como ya no pueden controlar a los pueblos, entonces tienen que encarcelar a los candidatos (Brasil), corromper a los vicepresidentes (Ecuador) y desconocer las elecciones como en Venezuela. Son provocaciones; debemos mantener la calma y preparar la defensa de la voluntad popular con todos los mecanismos a nuestro alcance.

* es feminista comunitaria.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia