Columnistas

Puesto 98

Los efectos de una mala alimentación en niños menores de dos años son irreversibles

La Razón / Lucía Sauma

00:02 / 20 de septiembre de 2012

Islandia es el mejor país para nacer; y Somalia, el peor, según el Mapa de Supervivencia Infantil elaborado por Save The Children entre una lista de 171 países, en la que Bolivia ocupa el puesto 98. Mientras en Islandia mueren dos de cada 1.000 niños nacidos vivos; en Somalia, 180; y en Bolivia, 54. Casi la mitad de estas muertes ocurre en el primer mes de vida.

Dos millones y medio de niños en el mundo fallecen por desnutrición. De los que sobreviven hay 171 millones que vivirán con desnutrición crónica, engrosando el ejército de niños que ven afectado su desarrollo físico y mental para toda la vida.

El informe de Save The Children 2012 indica un descenso en la mortalidad infantil a nivel mundial porque 9.000 niños menos murieron diariamente entre 2005 y 2010, respecto a los decesos ocurridos entre 1995 y 1999, ese es un gran avance. Sin embargo, entre 2005 y 2010 se incrementaron en un millón y medio los niños que padecen desnutrición crónica con relación a los que la sufrieron durante 2000 y 2004. Los niños que presentan desnutrición antes de los cinco años muchas veces contraen este mal en el vientre de sus madres, porque se trata de mujeres mal alimentadas que no tienen los suficientes nutrientes para alimentar al niño durante la gestación. Los efectos de una mala alimentación en niños menores de dos años son irreversibles.

En Bolivia, uno de cada cinco niños menores de cinco años sufre desnutrición. Este problema se agudiza en la población indígena, en la que uno de cada tres menores está desnutrido. El retraso en el crecimiento físico y mental de estos niños es muy difícil de revertir. Pese a estos datos desalentadores, en septiembre del año pasado, la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO)  anunció que, en Bolivia, la desnutrición crónica en menores de cinco años bajó de 27% a 20% en los últimos ocho años, dato importante que muestra un avance que nos hace pensar en seguir las recomendaciones de los organismos internacionales que velan por la salud de la población y la erradicación de la pobreza: “Establecer políticas nacionales para reducir la desnutrición infantil. Fortalecer los programas de transferencias directas de dinero a las familias como una herramienta clave para combatir el hambre y la desnutrición, y sobre todo invertir en la educación de mujeres y niñas, planificación familiar y salud materna e infantil”.

Ocupar el puesto 98 en una escala del 1 al 171 en el mapa de la supervivencia infantil coloca a Bolivia en un peligroso punto fronterizo entre los países con más niños muertos y los que traspasaron la barrera. De todos los países latinoamericanos sólo Haití está después de Bolivia. Es un dato que repetimos desde hace demasiado tiempo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia