Columnistas

Pura sangre

El mestizaje es un tema político, de sangre, afiliación, genealogía y finalmente de poder

La Razón / Julieta Paredes Carvajal

02:23 / 17 de agosto de 2012

A propósito de la boleta censal y del próximo censo, se puso en la discusión el mestizaje, que es un tema político de sangre, afiliación, genealogía y finalmente de poder y privilegios en la sociedad. De un lado están quienes dan el árbol genealógico de su auténtico mestizaje, y del otro quienes tratan de explicar, a veces no muy afortunadamente, que de lo que se trata es de visibilizar a quienes históricamente fueron invisibilizados por motivos de explotación, discriminación y opresión. Voy a traer para la discusión dos ejemplos que nos pueden clarificar más el atrevimiento y la sinvergüenzura de quienes hoy se autoproclaman mestizos.

1) Cuando me presento como lesbiana feminista, me estoy visibilizando. Muchas veces me han dicho que no hay necesidad de hacerlo, que es algo privado y que ellas o ellos, por ejemplo, no andan diciendo que son heterosexuales, ni tampoco proclamando con quién hacen el amor. Claro, esa es la prepotencia de quienes, desde el privilegio y el poder que les confiere el patriarcado hetero-normativo, no necesitan decir que son heterosexuales. El sistema patriarcal supone y pretende garantizar que todas las personas sean “normalmente” heterosexuales. Por eso, para que no supongan que soy heterosexual, debo hablar, debo decir que soy lesbiana, y feminista más de yapa, porque si no voy a ser invisibilizada y heterosexualizada.

2) EEUU es un país altamente mestizado, pero una cosa es mestizarse entre blancos, y otra “ensuciar” el mestizaje entre blancos introduciendo sangre indígena, afrodescendiente o latina. La discusión por la identidad política que reivindican afrodescendientes y latinas/os (que son objeto de explotación, discriminación y opresión), es contundente; ellos se reivindican como mestizos y por lo tanto descienden de su blanquitud, pero denuncian desde sus cuerpos el racismo. Lo interesante es que en EEUU los mestizados entre blancos no se autodenominan mestizos, sólo son blancos, los mestizos son los ensuciados.

¿Cuál es el fondo de la discusión respecto a la boleta censal? Pues en Bolivia,  con este proceso político de cambio, poco a poco han aflorado nuestros cuerpos y culturas indígenas, nos hemos visibilizado, hemos tomado la historia en nuestras manos; y miren qué ironía, justo ahora algunos van a reivindicar su mestizaje de sangre y cultura, para que la mínima gotita de blanquitud les limpie de la ignominia de ser también indígenas. El problema que estamos enfrentando es altamente racista, por eso dije mestizos sinvergüenzas y atrevidos, porque ahora que por fin indígenas de tierras bajas y tierras altas nos visibilizamos y queremos ser tomados en cuenta (censal),  para que no supongan que somos mestizas, resulta que también quieren aparecer en la boleta, para decir: tengo sangre blanca, felizmente no soy indígena. ¿Por qué antes cuando se suponía que Bolivia tenía población de raza blanca y población indígena por ser blanqueada y civilizada, por qué en esos momentos no reivindicaron su mestizaje? Claro, en aquel momento era ensuciar su proceso de blanqueamiento, con sangre indígena. Hoy es al contrario, van a limpiar su sangre indígena con las gotitas de sangre blanca. ¡Díganme si esto no es pura estupidez, de pureza de sangre!

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia