Columnistas

Reducir el colesterol

Pequeños cambios en el estilo de vida podrían disminuir notablemente el nivel de colesterol

La Razón (Edición Impresa) / Natalia Olivares

01:04 / 28 de enero de 2016

Las malas costumbres alimentarias y el sedentarismo, entre otros, han incrementado los niveles de colesterol en la sociedad en las últimas décadas. No obstante, pequeños cambios en el estilo de vida podrían lograr una importante diferencia y disminuir notablemente el nivel de colesterol en nuestro organismo.

¿Qué es el colesterol? El colesterol es una molécula importante para el correcto funcionamiento del organismo. Es parte de la estructura de las células y participa en la producción de hormonas sexuales, corticoides y vitamina D. El hígado regula y produce el colesterol en sangre, por lo que solo una cantidad pequeña de éste proviene de los alimentos que consumimos.

Hay dos tipos de colesterol, uno bueno y otro malo. Al HDL se lo conoce como colesterol bueno, porque a su paso por el torrente sanguíneo atrapa los restos de grasa en sangre y los lleva al hígado para ser procesados. En cambio, al LDL se lo conoce como malo, porque suele dejar el colesterol que éste transporta adherido a las paredes de arterias y venas, lo que causa aterosclerosis, que es la principal causa de infartos. Sin embargo, el colesterol LDL se encuentra dividido en dos grupos: el benigno, que es ligero y grande; y el maligno, que es denso y pequeño. A continuación se detallan algunos consejos para reducir el colesterol malo.

En primer lugar, es aconsejable disminuir el consumo de carbohidratos refinados. Esto significa cereales refinados y azúcar, que causan picos de glucosa, disminuyen el colesterol HDL e incrementan el colesterol LDL y también los triglicéridos. 2) Se deben evitar las grasas trans, que provienen de la elaboración y procesamiento de aceites vegetales refinados. El consumo de estas sustancias se ha vinculado con una mayor probabilidad de padecer enfermedades cardiacas y un incremento del colesterol LDL. Las grasas trans se encuentran en los productos que contienen la palabra “hidrogenado” o “parcialmente hidrogenado” en la lista de ingredientes.

3) Haz deporte: según varias investigaciones, la realización de actividades físicas podría incrementar el colesterol HDL, disminuir el colesterol LDL y los triglicéridos, así como transformar el colesterol LDL pequeño y denso (malo) en ligero y grande (bueno). 4) Evitar los cigarrillos: el tabaco reduce los niveles de colesterol HDL, incrementa el colesterol LDL y los triglicéridos, además de aumentar el riesgo de aterosclerosis. 5) Por último, es aconsejable tomar espirulina, que es una bacteria presente en las algas comercializadas como suplementos. Según los últimos estudios al respecto, un gramo diario de espirulina reduce en 16% los triglicéridos, en 10% el colesterol LDL y en 8% el colesterol total.

No debemos dejar que el colesterol gane la batalla. Debemos enfrentarlo con seguridad, fuerza y perseverancia; algo que es más fácil de lo que la mayoría de la gente cree.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia