Columnistas

Reelección y mala fe

Una sola pregunta para aprobar varias modificaciones a la CPE no sería un acto de buena fe del MAS.

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Aguilar Agramont

00:00 / 13 de septiembre de 2015

Cualquier reforma parcial (a la Constitución) necesitará referendo constitucional aprobatorio”, dice la última oración del artículo 411 de la Constitución Política del Estado (CPE).

El Movimiento Al Socialismo (MAS) ha tomado la determinación de hacer una reforma a la CPE para permitir un número aún indeterminado de reelecciones consecutivas adicionales, en uso de los más de dos tercios que ostenta su bancada en la Asamblea Legislativa.

Las modificaciones, sin embargo, deben ser puestas a consideración de la ciudadanía en un referendo, dado que el carácter de la reforma es “parcial”. Una reforma “que afecte a sus bases fundamentales, a los derechos, deberes y garantías, o a la primacía y reforma de la Constitución” requiere una Asamblea Constituyente.

Pero, ¿qué quiere decir: “Cualquier reforma parcial necesitará referendo constitucional aprobatorio”? Que todo cambio, el que fuere (“cualquier reforma”), necesitará ser sometida a votación con la pregunta específica sobre la modificación propuesta, es decir: una pregunta por cada modificación.

No obstante, alarma que el procurador del Estado, Héctor Arce, haya insinuado que el referendo, posiblemente, no tenga preguntas desagregadas y que solo contenga una cuestionante que otorgue “carta blanca” para hacer lo que se acomode a las conveniencias del partido de los dos tercios.

“Es la Asamblea la que trata la reforma (...) y, de aprobarla por 2/3, esa reforma, previo control constitucional, es sometida a referéndum y al pueblo se le pregunta si está de acuerdo o no con las reformas que están planteando”, dijo Arce, quien luego se sintió malinterpretado (¿?).

“Cualquier reforma parcial necesitará un referendo constitucional aprobatorio”, dice la CPE. Esto no significa nunca: “Cualquier pregunta parcial, en referendo constitucional, puede permitir cualquier reforma que la Asamblea necesite”. Eso es lo que el Procurador parece haber querido sugerir.

De suceder aquéllo, el MAS estaría realizando un referendo en el que quedaría en entredicho la buena fe de la administración del proceso electoral.

Se tendría, además, como consecuencia, serios obstáculos y dificultades para que se dé una votación informada, llegándose al absurdo de que existan ciudadanos que no sepan por qué modificaciones constitucionales estarían votando, como ciertamente sucederá en el referendo estatutario del próximo domingo.

El desafío que hizo el Presidente a la oposición de no temer a la democracia, en referencia al referendo constitucional, debe tener como correlato que el MAS tampoco debe tener miedo a jugar limpio y con buena fe.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia