Columnistas

Reflexionemos en julio

Los concejales paceños hemos jurado hacer lo mejor en favor de La Paz y las vidas de esta ciudad

La Razón (Edición Impresa) / Kathia Salazar Peredo

02:06 / 08 de julio de 2015

Después de un mes de trabajo como concejala de la municipalidad de La Paz, quiero expresar mi pensamiento y compartirlo con la ciudad. Nosotros, como representantes elegidos, tenemos una responsabilidad con los paceños y la construcción de la ciudad, tanto en sus obras, pero especialmente en su relacionamiento, es decir, la cultura ciudadana, el desarrollo humano y formación del individuo para ser un mejor ciudadano.

Me decían en muchos momentos de la campaña que estaba entrando a hacer política, y yo, nueva en esto, trataba de responder con ideas sobre lo que pienso de qué es hacer política. A mi entender, ser un político es prestar un servicio social, es adoptar acciones procurando cambiar las cosas en favor de la gente, es tener la posibilidad de hablar en nombre de las personas y los grupos invisibilizados, es recordar en todo momento tu compromiso hacia el desarrollo y la transformación de lo que observas y consideras que está mal.

Hoy quiero afirmar esa idea, pero también quiero aclarar que soy parte de una propuesta que abrió las puertas al ciudadano, y yo como artista decidí participar de un sol con luz, con un corazón sincero y humano. Rechazo el juego de abrir la boca para herir o molestar a alguien; rechazo la actitud de un doble discurso, y sobre todo, buscar protagonismo; rechazo la mirada de politizar la presencia de los concejales entre una bancada mayoritaria y otra minoritaria, una oficialista y otra de oposición. Ahí es donde me levanto para decirles a todos mis compañeros que juntos juramos por hacer lo mejor en favor de La Paz y las vidas de esta ciudad.

Tenemos por delante una gestión; hay que bajar las banderas de militancia política y subir aquella por la que cantamos el himno; hay que mirar a cada una de las personas con las que nos encontramos a cada momento y tratar de conocer sus inquietudes, sus dificultades, sus anhelos y esperanzas.

Somos un grupo de 11 seres humanos con una tarea grande, una responsabilidad que es sagrada y un compromiso que no podemos olvidar. Hay una forma de hacerlo y es actuar con pensamiento abierto, con voz sincera y con espíritu honesto. Nosotros que tenemos que trabajar por esta ciudad debemos ser los primeros en cuidar nuestro comportamiento, nuestras expresiones; y observar para tomar siempre en cuenta los valores humanos y comentarios que enriquezcan nuestra labor y, por qué no decirlo, que sean un ejemplo de lo que queremos para los demás.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia