Columnistas

Regulación económica

Los modelos de regulación confluyen en modelos de competencia por los favores del Estado

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

01:03 / 25 de octubre de 2014

La Real Academia Sueca de Ciencias galardonó con el Premio Nobel de Economía 2014 a Jean Tirole. El destacado economista francés fue premiado por sus aportes sobre la competencia económica, el poder de los operadores del mercado y la teoría de la regulación. Sobre este último aspecto es que haremos una breve digresión en las siguientes líneas.

El principal problema de la teoría de la regulación es que incorpora dos supuestos ad hoc que distorsionan el modelo económico. El primero de ellos es que parte de una incorrecta compresión de los desvíos del mercado respecto a un modelo de competencia perfecta, entendiendo los desvíos como fallas del mercado, tal como si partiéramos del supuesto de que el universo falla, sin comprender la ley de la gravedad. El segundo supuesto es la existencia de un “regulador benevolente”, es decir, un regulador que antepone los intereses colectivos a su interés personal, supuesto que no se diferencia mucho de la creencia en Papá Noel.

La ciencia económica acepta un solo supuesto: que un individuo que se enfrenta a más de una alternativa elegirá aquella que le proporcione mayor satisfacción. Todo lo demás es simplemente el desarrollo lógico sobre este supuesto, y cualquier otra presunción nos conducirá a la creación de fábulas, que no por ser de nuestro agrado dejarán de ser simples quimeras.

La existencia de un “regulador benevolente” ya fue descartada en los trabajos del Premio Nobel de Economía George Stigler, quien, con base en la crítica a este supuesto, introdujo la noción de captura del regulador, destacando que la industria utilizará su poder económico o el poder coercitivo del Estado para obtener rentas privadas de las acciones de regulación.

Posteriormente Posner, Peltzman y Becker profundizaron la teoría de Stigler, incluyendo en el modelo otros intereses diferentes a la industria, y mostraron que los modelos de regulación confluyen en modelos de competencia por los favores del Estado.

El profesor Jean Tirole criticó la anterior concepción, señalando que no tomaba en cuenta los problemas derivados de la información asimétrica y que solamente contemplaba para su análisis el lado de la oferta. Aunque evidentemente la teoría desarrollada en Chicago puede adolecer de estas insuficiencias, la nueva teoría “Principal-Agente” no invalida las conclusiones de Stigler, sino más bien permite comprender las acciones discrecionales del regulador, la fuente donde se generan las rentas monopólicas y cuáles son las condiciones e instrumentos que tienen las industrias para influir sobre las acciones del regulador.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia