Columnistas

Retornando a Charaña

La proposición del gobierno del general Pinochet tuvo aceptación de la colectividad chilena

La Razón / Ramiro Prudencio Lizón

00:01 / 19 de diciembre de 2012

En la fase oral de la controversia chileno-peruana en la Corte de La Haya, los abogados de la parte chilena han presentado como una prueba de sus alegatos,  lo sucedido durante la negociación iniciada en Charaña.  En esa ocasión el Gobierno de Chile, mediante nota de 19 de diciembre de 1975, había presentado una propuesta formal de solución al problema marítimo nacional. Ésta consistía en la cesión a Bolivia de un corredor al norte de Arica, con su mar territorial adyacente.  Precisamente dichos abogados  mencionaron la cesión de ese litoral y recordaron que el gobierno peruano de entonces no se opuso a ella.  Es decir, el Perú también había aceptado que Bolivia tuviese un mar territorial contiguo a la costa. 

Ahora bien, se ha informado que la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar), está preparando un alegato sobre el mar ante uno de los dos tribunales de La Haya: la Corte Internacional (CIJ), o el Tribunal Permanente de Arbitraje (TPA).  En él se denunciaría el incumplimiento cabal del Tratado de Paz de 1904 y, además, se incluirían los compromisos contraídos por Chile de otorgar una costa soberana, durante las negociaciones llevadas a cabo en 1950 y en 1975.

Es evidente que Bolivia no posee derechos jurídicos para reintegrarse al mar, pero sí tiene derechos históricos y morales.  Los históricos provienen del hecho de que Bolivia nació siendo un país litoral con una costa que Chile reconoció  cercana a los 300 kilómetros.  Y los derechos morales derivan de la comunidad internacional, principalmente de la OEA y del propio Chile, que muchas veces aceptaron la existencia del problema marítimo boliviano.

Y de los compromisos chilenos, el más importante fue precisamente el propuesto durante la negociación iniciada en Charaña.  Como se dijo anteriormente, mediante nota de 19 de diciembre de 1975, el gobierno chileno ofreció entregar a Bolivia un corredor al norte de Arica con plena soberanía. En esa zona estaban incluidos, el ferrocarril de Arica a La Paz, el aeropuerto de Chacalluta, y el camino de Arica a Visviri, que está vinculado al de Charaña a La Paz. En cuanto al litoral, éste comprendía ocho kilómetros de costa, lo que hubiera permitido la construcción de un puerto más amplio que el de Arica, que abarca sólo un kilómetro y medio. Es menester destacar que la mencionada proposición del gobierno del general Pinochet tuvo aceptación de toda la colectividad chilena.

Cabe señalar que ahora estaría surgiendo un nuevo contratiempo en nuestras largas y desgraciadas relaciones sobre la cuestión marítima con Chile.  El gobierno del presidente Morales estaría demostrando renuencia a una posible compensación territorial.  Se han recordado las palabras del Primer Mandatario en sentido de que en su trato con Chile no se había hablado de compensaciones territoriales y que “eso no está en la Constitución”.

Evidentemente, mencionar el término de “compensaciones” desvirtúa la posibilidad de llegar a un entendimiento amistoso y fraterno sobre la solución del problema marítimo nacional.

Por ello, se debe descartar toda compensación marítima.  Lo que sí se debe negociar es un simple canje de territorios, recibiendo Bolivia el corredor al norte de Arica, y entregando una región fronteriza de la misma extensión.  Hay que tener en cuenta que en Chile existe una ley que prohíbe la enajenación de su territorio, y también el hecho de que no hay país alguno en el mundo que aceptaría reducir su territorio sin la presión de la fuerza.  Con el canje territorial, ni Bolivia ni Chile pierden ningún territorio, pues la superficie de ambos países quedaría igual.

Es importante recordar que existe un antecedente sobre el particular, el Protocolo de Canje de Territorios de 1º de mayo de 1907, mediante el cual se cambiaron zonas para mejorar la ruta del ferrocarril de Antofagasta a Bolivia.  Y si nuestro país aceptó canjear territorios con objeto de regularizar mejor el tránsito de un ferrocarril, ¿por qué no lo haría por algo verdaderamente fundamental como es el libre acceso al mar?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia