Columnistas

Retroceso democrático

Antes, los que eran mayoría eran tratados como minoría en materia de representación política

La Razón / Reymi Ferreira

01:20 / 08 de junio de 2012

Escuchando las declaraciones de algunos dirigentes políticos a organismos internacionales de protección de los derechos humanos, llama la atención la denuncia que hacen en sentido de que en Bolivia la democracia habría retrocedido en los últimos años. Estas declaraciones, sin duda interesadas, merecen ser analizadas.

En el inmediato pasado, la representación indígena y campesina en los órganos del Estado era meramente simbólica. De 157 legisladores que componían el Congreso, menos del 10% era indígena o campesino, la inmensa mayoría provenía de los sectores de la clase media y  las élites económicas criollas. Y si en el Poder Legislativo la representación indígena era mínima, en el Poder Ejecutivo directamente no existía. Los gabinetes en su totalidad estaban compuestos por empresarios, burócratas y profesionales. Se daba la paradoja que los que eran mayoría poblacionalmente eran tratados como minoría en materia de representación política.

Lo ocurrido en el país en los últimos años ha cambiado sustancialmente la composición del Órgano Legislativo, donde más de la mitad de los representantes son indígenas y campesinos, constituyéndose en un verdadero avance la representación proporcional en los órganos del poder. Lo propio ha ocurrido con el Órgano Ejecutivo, en el que ahora participan indígenas y mujeres. Acápite aparte merece el Órgano Judicial, espacio exclusivo para profesionales de las clases medias, que ahora tiene por primera vez magistrados de origen campesino y popular.  Éste es un ejemplo claro de un extraordinario proceso de democratización política en un país que había excluido del poder y de la administración pública a sus mayorías.

En materia económica, los informes de organismos internacionales dan cuenta de que la brecha y la asimetría económica entre los que tenían más recursos y los que no tenían ha disminuido.  En materia social y cultural, por primera vez desde la Colonia, las diferentes expresiones de los pueblos indígenas tienen la posibilidad de expresar sus culturas con orgullo, sin estar sometidos a muestras de prejuicios raciales, en un aparato estatal que fue creado en función a intereses externos y bajo el molde cultural occidental.

De ahí que resulte un despropósito hablar de que exista un retroceso de la democracia. Cosa diferente es que a título de democracia se mantenga la impunidad, que era uno de los lastres políticos del pasado, en el que los que administraban el Estado y los poderosos estaban excluidos de la justicia. Ahora existen senadores presos, generales, alcaldes, exministros y empresarios bajo investigación, detenidos o sentenciados. Que la Justicia no sólo se ensañe con los de abajo, sino que también alcance a los “culitos blancos”, en lugar de un retroceso de la democracia es un avance de la misma.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia