Columnistas

‘Rezo por vos’

Afirma que les están haciendo un favor, que “les podemos arruinar”, se pueden crear pruebas.

La Razón (Edición Impresa)

04:35 / 01 de noviembre de 2015

El policía de confianza informa que hablará en nombre de la autoridad legal, que él se encargará de “charlar” con los procesados. Minutos antes, el servidor de justicia estaba parado en medio de la oficina, en el piso de machihembre gastado y rodeado por gavetas que contienen papeles que de tanto olvido se han olvidado de los casos y de los procesados. La autoridad legal está alrededor de la familia procesada y les recuerda que su trabajo es hacer cumplir las leyes. Luego se va y deja la “solución” en manos del uniformado.

El policía de confianza cuenta que lo mejor es negociar, que es mejor “charlar” de a “buenitas”, porque el proceso puede durar mucho tiempo y costar mucho dinero, así es que da a conocer los requerimientos (económicos) de la autoridad legal.

Las visitas a la oficina de piso viejo son constantes. Los procesados llevan las pruebas y explicaciones para evitar un juicio que en Bolivia, como lo recordó el miembro de la entidad del orden, puede costar mucho dinero y varios años. Por la preocupación también puede costar vidas.

Tomando en cuenta el “perjuicio” que puede sufrir la familia procesada, el policía de confianza hace un cálculo de lo que puede costar solucionar este asunto “de a buenitas”. La madre procesada reclama que es demasiado dinero, que será difícil reunir lo que pide la justicia, mientras que al padre procesado se le nota que se le ha subido el azúcar, que la diabetes también está formando parte del procedimiento legal.

Las negociaciones se han puesto difíciles para la familia procesada y para el policía de confianza, así es que debe intervenir la autoridad legal. Nuevamente se para en medio del cuarto con piso de machihembre, levanta la voz, afirma que lo que están haciendo es un favor para evitar más problemas, que “les podemos arruinar”, que se pueden crear pruebas para “joderles”.

“Listo, oficial, proceda, no hay solución en este asunto, habrá que continuar nomás”, asevera la autoridad legal. Son vanos los ruegos, el padre procesado se indispone, mientras la madre procesada solloza y se arrodilla ante la autoridad para rogarle que rebaje los “costos” por hacer justicia.

Han pasado 12 años desde aquel episodio. A la autoridad legal, que formaba parte de un equipo de servidores de justicia de un asunto mucho más importante que el de la familia de procesados, ahora se dedica a la abogacía. Algunas veces aparece en la televisión para exigir que se respeten las leyes. Otras veces se le ve en la calle junto a su hija, quien tal vez no sufrirá por el cumplimiento de la ley de su padre exautoridad legal.

mAl verlo, recuerdo la canción de Charly García, Rezo por vos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia