Columnistas

Robocop y 300 (II)

La dicotomía griego ‘bueno’ contra el persa ‘malo’ similar al del blanco ‘bueno’ contra el indio ‘malo’

La Razón (Edición Impresa) / Reymi Ferreira

03:41 / 09 de mayo de 2014

En 1973 el actor Marlon Brandon no aceptó el premio Oscar por su actuación como Vito Corleone en la película El Padrino, en rechazo a la degradación que hacía la industria cinematográfica de la cultura de los indios americanos, quienes eran presentados como salvajes, malvados y agresivos en las películas sobre el oeste americano. Brandon denunciaba que estas prácticas eran un agravio a la cultura de los pueblos indígenas, cuyos niños crecían viendo películas de Hollywood, en las cuales eran presentados como pueblos retrasados. La polémica que generó el actor con su renuncia influyó para que paulatinamente el estereotipo que Hollywod construyó del indio americano fuera cambiando.

Hoy esta práctica continúa con otros actores. Los “pieles rojas” han sido sustituidos por los árabes y en especial se hace escarnio de la cultura persa. Los persas (iraníes) son ahora las principales víctimas de esta política troglodita, tal como lo demuestran las películas Robocop  y 300 (segunda parte). En el primer filme, una empresa fabricante de robots pretende incorporar androides para combatir el delito en Estados Unidos, hecho que es resistido pese a que dichos artefactos se utilizan en el extranjero. Se muestra a robots armados matando gente en las calles de Teherán (ciudad que en la película ha sido invadida por Estados Unidos) y en uno de los pasajes, para demostrar la efectividad del arma letal, un robot dispara contra un niño iraní, pulverizándolo. Esta grotesca escena muestra claramente el objetivo de la película, que no es otro que predisponer al público contra el pueblo iraní, y da por sentado la invasión a dicho país. Sorprende la insensibilidad moral de la “prensa libre” frente a semejantes escenas que violentan principios básicos de los derechos humanos, pero sorprende todavía más que en nuestros países este tipo de películas no causen rechazo, y que se permita la proyección de semejante abominación en los cines nacionales.

En el caso de la película 300 (segunda parte), la versión interesada y maniquea presenta diálogos de Temístocles, jefe griego, en las que habla de libertad y democracia, pasando por alto que los griegos antiguos cimentaban su organización social en la esclavitud. Frente a los griegos se presentan a los persas (iraníes) como salvajes, incivilizados, brutales, siendo que (paradójicamente) representaron a una de las civilizaciones más cultas y desarrolladas del mundo antiguo. La dicotomía griego “bueno” contra el persa “malo” similar al del blanco “bueno” contra el indio “malo” de Hollywood.

La dominación cultural sobre los pueblos se da no solo a través de CNN y demás transnacionales informativas, sino también a través del cine y la cultura masiva light con la que las corporaciones contaminan al mundo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia