Columnistas

Rumbo a Marte

La Razón (Edición Impresa) / Equilibrio - Alejandro F. Mercado

00:00 / 30 de julio de 2016

El 12 de septiembre de 1962 John F. Kennedy, entonces presidente de Estados Unidos de Norteamérica, en un discurso pronunciado en el estadio de la Universidad de Rice (Houston, Texas), señaló: “Elegimos ir a la Luna en esta década, no porque sea fácil, sino porque es difícil”. El 20 de julio de 1969, el módulo lunar Eagle de la misión Apolo 11 tocaba la superficie de la Luna con los astronautas Neil A. Armstrong y Edwin E. Aldrin Jr. a bordo.

A finales de 2015, Charles Bolden, administrador de la NASA, presentó un informe de la agencia espacial estadounidense destacando que se tiene programado enviar misiones tripuladas a Marte a partir de 2030, y que los astronautas norteamericanos pisarían la superficie del planeta rojo antes de concluir la década del 30 del presente siglo. Si se cumple este plazo, como fue en el caso de la Luna, varios de quienes están leyendo esta columna serán testigos de este gran salto de la humanidad.

De acuerdo con el programa presentado por la NASA, hasta antes de 2020 se realizarán experimentos en salud y comportamiento humano, así como sistemas para cultivar alimentos y reciclar agua, mientras se realizan las pruebas de lanzamiento de la cápsula espacial Orión sobre el cohete más poderoso que se haya construido. Seguidamente se realizará un programa para llegar a un asteroide, como práctica para la misión a Marte, conjuntamente con varias misiones de práctica entre la Tierra y la Luna. A partir de 2030 se tienen programadas varias misiones en torno al planeta Marte, para finalizar en 2039 con una misión que, haciendo escala en su satélite Fobos, permita a los astronautas pisar suelo marciano.

Han sido varios los científicos que han señalado los grandes riesgos que tendría una misión tripulada a Marte, desde los problemas psicológicos y fisiológicos que podrían afrontar los astronautas en una misión que durará cerca de año y medio, junto a los problemas técnicos referentes a la elevada radiación, las dificultades para la generación de energía que permita vencer la gravedad de Marte en una misión de ida y retorno, y varios otros.Evidentemente que el desafío es grande; sin embargo, creo que en este momento debemos volver al discurso del fallecido presidente John F. Kennedy, quien afirmó: “no porque sea fácil, sino porque es difícil; porque este objetivo nos servirá para organizarnos y poner lo mejor de nuestras energías y habilidades, es por ello que decidimos aceptar este desafío, un desafío que no buscaremos posponerlo, sino un desafío que pensamos enfrentarlo con éxito”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia