Columnistas

Sabemos tan poco

Estamos siguiendo un camino de desarrollo que no le otorga la debida importancia a la conservación

La Razón (Edición Impresa) / Karina Sauma Haddad

02:52 / 11 de agosto de 2015

Este 6 de agosto, mientras festejábamos un nuevo aniversario de Bolivia, los biólogos y naturalistas recibíamos la triste noticia de la partida de Roberto Vásquez, investigador botánico especializado en orquídeas, bromélias, passifloras, aristolóchias y cactus. Don Roberto generó un vasto conocimiento, promoviendo la investigación científica dejando importantes libros como Orquídeas de Bolivia Vol. I, Vol. II y un sinnúmero de documentos y artículos publicados en revistas nacionales e internacionales.

Su partida nos deja un vacío, pero sobre todo una gran preocupación, y es que es muy poco lo que sabemos de nuestra biodiversidad; y, peor aún, la investigación es cada vez más escasa, porque no se le da la prioridad que merece y el apoyo del Estado es insuficiente para realizarla, o porque no existen los fondos para este tipo de trabajos. Esta lamentable realidad nos muestra que estamos siguiendo un camino de desarrollo que no le otorga la debida importancia a la conservación, sin investigación ni sustento técnico suficiente. Gran parte de lo que se investiga va de la mano de iniciativas propias de especialistas que, convencidos de su misión en la vida, continúan este trabajo que muchas veces no recibe la recompensa que corresponde.

Cuestionamos ese bajo presupuesto gubernamental destinado a realizar investigación. Cuestionamos el rol de quienes llevan adelante la educación y su poco interés por hacer que nuestros niños y jóvenes conozcan sobre nuestra biodiversidad. Biodiversidad que lamentablemente la iremos perdiendo con las renovadas ansias de desarrollo y que quizás nuestros hijos e hijas y/o los hijos de éstos no llegarán a conocerla.

El desarrollo sin conservación no es posible, conocer nuestra biodiversidad debe ser una premisa para un país como Bolivia que está catalogado entre los 15 países con mayor diversidad biológica en el mundo. Una diversidad que en pro del desarrollo está siendo maltratada: más de 5,6 millones de hectáreas deforestadas entre 1970 y 2013, exploración en áreas protegidas, expansión de la frontera agrícola, incendios forestales (casi 16 millones de ha afectadas de 2000 a 2014), en fin, la lista es larga y lamentable.

Queremos desarrollo, claro que sí; pero, por qué no pensar y trabajar en una pirámide donde la base del desarrollo sea nuestra biodiversidad; donde la investigación, que hoy vemos reducida por la partida de Don Roberto Vásquez, no se extinga, y más bien se mantenga viva la llama que muchos científicos bolivianos y extranjeros vienen mostrando en favor de la gran riqueza que tiene Bolivia, esa riqueza que hoy no sabemos valorar ni cuidar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia