Columnistas

Salida institucional para el problema electoral

Las actas que presentan irregularidades deben anularse y se debe prever la repetición del voto en esas mesas.

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Bellott

00:56 / 30 de octubre de 2019

Tras el anuncio de los resultados oficiales de las elecciones del 20 de octubre y la desconfianza de su veracidad, hoy el país parece no tener un acuerdo de salida. La solución más sensata es sin duda la vía institucional que se plantea en los siguientes puntos en calidad de sugerencia abierta para el Órgano Electoral (OEP).

i) No puede haber repetición del acto eleccionario. Se debe solucionar el problema de la veracidad del conteo y resultados de las elecciones del 20 de octubre.

ii) Ninguna institución es confiable. Por eso existena los mecanismos de transparencia y de control a su desempeño. Se supone que tenemos las actas originales publicadas y para el control en el proceso tuvimos delegados de las organizaciones políticas, observadores internacionales y el control ciudadano y muchos tomamos foto al acta de nuestra mesa. Para lo posterior está la auditoría.

iii) La autoridad electoral es el OEP. El Gobierno es candidato, al igual que CC y los otros. Por tanto, no tiene por qué meterse ni hablar como si fuera la autoridad electoral. La OEA es observadora, si hace una auditoría es en tal calidad. Pero no puede ser vinculante, ya que iría contra la soberanía del país, sería como otorgarle autoridad electoral. ¿Qué país aceptaría eso?

iv) Debe haber una auditoría electoral de forma inmediata. Pero no del escrutinio de cada mesa. Llevaría meses y debemos tener un nuevo gobierno para enero. Debe ser solo del conteo de actas. Para esto, las actas deben ser las auténticas, lo cual se resuelve con el control ciudadano. Se debe convocar a que, en una semana, toda la ciudadanía, jurados y delegados de mesa que tienen en sus manos copias y fotografías de sus actas las cotejen con las que están en la página del OEP (TREP), y envíen sus denuncias u observaciones a un correo electrónico, WhatsApp y/o página confiables.

Las actas que presentan irregularidades deben anularse y se debe prever la repetición del voto en esas mesas, ya que no se puede anular el derecho al voto de sus ciudadanos. Las actas denunciadas de no publicadas deben publicarse. La empresa auditora debe ser contratada por el OEP para que sea vinculante. Sin embargo, debe ser altamente confiable.

v) Debe conformarse una comisión supervisora integrada por delegados del TSE, de las organizaciones políticas en disputa, de la OEA, de la ONU y de los organismos que se consideren pertinentes. En lo posible deben ser técnicos, expertos en materia electoral e informática, evitando que sean políticos. Esta comisión debe supervisar desde el proceso de contratación de la empresa auditora hasta el desarrollo y conclusión de la auditoría.

vi) La auditoría debe hacerse únicamente de las actas validadas por el control ciudadano, de las no observadas y de las generadas con la repetición de los votos.

vii) Lo que resulte de ese nuevo conteo deberá ser asumido por el OEP, ya que resulta de un mecanismo de control establecido por ley y, por tanto, válido. Por lo mismo debe ser vinculante.

viii) Con base en este resultado, se verá si ganó efectivamente Evo Morales, si ganó Carlos Mesa o si hay una diferencia de menos del 10% entre uno y otro, en cuyo caso se deberá ir a segunda vuelta.

Con ello se resolvería el problema del país. La salida política que plantea la OEA, de ir a una segunda vuelta aunque gane uno de los candidatos con una diferencia mayor al 10%, va contra el propio principio y discurso democrático, así sea mínima esa diferencia. La salida política debe ser únicamente para ampliar los plazos y hacer ese nuevo conteo supervisado, pero que asegure que llegaremos al 22 de enero con un nuevo gobierno electo.

+ Maestrante en gobernanza.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia