Columnistas

Salmán: dueño (y peligro) del mundo

Los poderes fácticos de Estados Unidos están rendidos a los pies de la familia real saudí

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Bajo Herreras

00:01 / 20 de enero de 2016

Es una dictadura, pero nadie dice nada. Ejecutan a opositores y todo el mundo calla. Financian el terrorismo más sanguinario, pero nadie los bombardea para “defender la democracia y los valores occidentales”. Violan los derechos de las mujeres, pero todos miramos para otro lado. Han creado el monstruo del Estado Islámico (EI) que atenta en Europa y controla gran parte de Siria e Irak y la comunidad internacional calla en siete idiomas. Es una monarquía feudal y absolutista que vive con leyes y códigos retrógrados y anacrónicos. Es el país que fija el precio del petróleo y está cambiando la geopolítica de Medio Oriente por una rivalidad histórica, cultural y religiosa con Irán, el otrora enemigo del mundo. Es Arabia Saudita, una nación gobernada por un rey octogenario que padece Alzheimer, el monarca Salmán bin Abdulaziz al Saud, capaz de plantar cara y desairar a Obama y a EEUU.

Muchos creen que Washington, Wall Street, el Pentágono y la industria armamentística controlan el mundo. Es mentira. Los poderes fácticos gringos (Obama ha confesado hace poco que desde la Casa Blanca no se puede cambiar nada) están rendidos a los pies de la familia real saudí. La guerra del precio del petróleo fue creada por Arabia Saudita y tiene dos fines políticos: hacer inviable económicamente la autoproclamada independencia energética de Estados Unidos (vía fractura hidráulica, el penoso fracking) y colocar el precio del barril de crudo en $us 20 (o incluso en $us 10) con sobreoferta en el mercado para perjudicar a países contrahegemónicos: primero a Irán y de yapa a Rusia (que bombardea al EI), Venezuela… y Bolivia.

¿Por qué los grandes medios de comunicación no ponen la lupa sobre un país como éste, capaz de saltar por los aires las bolsas y “provocar” terrorismo y xenofobia? ¿Por qué se silenció que 15 de los 19 secuestradores que estrellaron tres aviones el 11 de septiembre de 2001 en EEUU eran ciudadanos saudíes? ¿Por qué George W. Bush invadió Irak y no Arabia Saudita tras aquellos atentados? ¿Fue por los lazos estrechos familiares entre el clan petrolero texano de los Bush y los Saud? ¿Por qué Obama ha evitado condenar la ejecución del clérigo chií de hace unos días? El acuerdo de julio pasado en Viena entre Irán y las cinco potencias del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania ha cambiado el mundo. Teherán negoció bajar el perfil de su programa nuclear (y no obtener de momento la bomba) a cambio de que se levantaran las sanciones que ahogaban su economía e impedían exportar su gas y su petróleo. La guerra de Siria y la masiva salida de refugiados hacia Europa se explican por esa guerra soterrada entre la Arabia Saudita suní y el Irán chií. ¿Puede llevarnos la monarquía de los Saud a la tercera guerra mundial? ¿Quién manda sobre quién, Estados Unidos sobre Arabia Saudita o al revés? ¿Qué papel “silencioso” juega Israel? ¿Es muy loco pensar que Tel Aviv y Riad comparten intereses mutuos para hacer frente al resurgimiento como potencia regional de Irán ahora que las sanciones han desaparecido? ¿Por qué Al Qaeda y el Estado Islámico, alimentados ambos ideológica y económicamente por la salafista Arabia Saudita no han atacado nunca en Israel? ¿No es un sarcasmo brutal que la familia real saudí reciba de EEUU armamento anual por valor de $us 90.000 millones? ¿No es una hipocresía asquerosa que Arabia Saudita bombardee Yemen (a los chiítas hutíes apoyados por Irán) con aviones y bombas gringas? ¿No es una locura total que Francia también venda armas al país que alimenta al EI que mata en París? ¿No son los países atacados por el yihadismo los que compran el petróleo barato y contrabandeado al 10% de su valor del EI? Durante demasiados años nos vendieron la mentira de que Irán era el enemigo número uno de EEUU y del mundo, pero, ¿no es en verdad Arabia Saudita? Durante la Guerra Fría y gracias al espíritu del pacto del crucero USS Quincy, Arabia Saudita financió las operaciones secretas gringas en países “comunistas” como Angola y Nicaragua. El tutelaje y la dependencia gringa hoy son cosa del pasado. Un viejito de 80 años llamado Salmán, quien paradójicamente está embarcado en terminar con la gerontocracia dando paso a los nietos del rey fundador Abdelaziz y cuyo título oficial es el “Custodio de las dos Mezquitas Sagradas”, es el dueño del mundo y… su mayor peligro.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia