Columnistas

Siempre a puntapiés

La Razón (Edición Impresa) / A fuego lento - Édgar Arandia

00:00 / 20 de agosto de 2017

Las mujeres son más inteligentes que los hombres cuando se trata de manejar las cosas a patadas. Eso me dijo, en tono apesadumbrado, mi compadre Teo. —Por eso no van a gritar al fútbol, más bien nos gritan, y nosotros vamos al fútbol a gritar las broncas que nos guardamos, concluyó. —Seguramente a vos te estará valiendo, compadre, sospecho que eres como esos giles que dicen que el fútbol es para bobos que pierden su tiempo en sonseras, como si no fuera importante para el “popolo”. —Seguro, ¿no ve?, me espetó. Así que para que no crea que solo me interesa la alta especulación metafísica chola, le envío estas notas para su desconsuelo.

El ingeniero Felipe Murguía escribió un texto sobre la historia del fútbol boliviano, en la que relata las disputas de antaño que ahora se repiten entre las asociaciones y la Federación Boliviana de Fútbol(FBF), fundada en Cochabamba el 12 de septiembre de 1925 con las siguientes asociaciones: Cochabamba, La Paz, Oruro, Sucre, Santa Cruz y Uyuni.

El fútbol amateur no era un negocio. En esa época, los jugadores se compraban sus cachos, su uniforme y se pagaban el pasaje para desplazarse para disputar un partido, como lo hacían los players del Club Bolivian Rangers, donde jugaban solo destacados miembros de la sociedad paceña, especialmente, como José Luis Tejada Sorzano, Julio Zuazo Cuenca, Óscar Núñez del Prado, entre otros señoritos.

Las primeras canchas estaban situadas en la plaza de San Pedro, la plaza Isabel la Católica y otros sectores baldíos de la ciudad. El primer partido interdepartamental se jugó en San Pedro. Para llegar a La Paz y poder disputar este cotejo el club Oruro Royal tuvo que desplazarse en diligencias durante tres días. El Club Oruro Royal es el más antiguo de Bolivia. Luego, el 8 de abril de 1908 se fundó The Strongest, constituyéndose en el segundo en antigüedad y vigente hasta ahora, sin descender nunca de categoría.

La Asociación de Fútbol de La Paz se fundó el 22 de febrero de 1914 y se desafilió varias veces de la FBF, por los mismos problemas de ahora. Vale decir que siempre manejamos las cosas a puntapiés, es parte endémica del carácter boliviano: la desinstitucionalización parece la norma cuando se anteponen intereses de grupos de poder para seguir manteniendo privilegios. Si bien en aquellas etapas los jugosos ingresos eran modestos (no había transmisiones televisivas ni publicidad), no faltaba el astuto que hacía sus fintas y sacaba ventajas para el grupo que lo coludía. En 1947, el presidente Enrique Hertzog tuvo que intervenir para que las disputas internas entre la FBF y sus asociados lleguen a un acuerdo y continúe el campeonato.

Aunque las instituciones del fútbol se volvían mafias, había destacados deportistas como el arquero Vicente Arraya, el primer jugador boliviano en ser contratado en el exterior. Al poco tiempo fue el turno de Alberto Achá, quien no tuvo la fortuna de Arraya, porque se lesionó antes de su debut en un club mexicano y al que ya nadie recuerda. Otro arquero notable fue Jesús Bermúdez, cuyo nombre le fue asignado al estadio de Oruro en su homenaje.

Tuve la suerte de conocer a Víctor Agustín Ugarte, ya retirado, excepcional jugador tupiceño recordado en un monumento en Tupiza y al que yo confundí con el cantante argentino Leo Dan. Ugarte continuó su vida como taxista y rememoraba sus glorias dibujando a la gente que se le acercaba cuando estaba marcando goles en las cantinas. El Club Bolívar, fundado el 12 de abril de 1925, fue su vitrina más importante.

El fútbol amateur o de aficionados acabó en los años 50, seguramente al calor del buen rol de la selección en 1949, en el campeonato sudamericano realizado en Brasil, ocupando el cuarto lugar. Tuvimos que esperar hasta 1963 para tener una alegría efímera, cuando la selección boliviana se coronó campeón del torneo sudamericano.

La cantera de futbolistas era Cochabamba, pero eso cambió con el regalo de trigo proveniente de Estados Unidos y la desaparición del pan de Toco en los años 60. Ahora es Santa Cruz, cuyas llanuras interminables son campos de fútbol. Veo en una foto al Comité Ejecutivo de la Liga, tomando el poder de la FBF, y constato el efecto de los churrascos sobre sus humanidades de dirigentes con sobrepeso. ¿Por qué será?

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia