Columnistas

Sistema métrico decimar

Cuando no existe salida, es un tormento la vida, por eso mi pueblo invoca el mar azul que le toca

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Mansilla Torres

00:03 / 11 de marzo de 2015

Treinta décimas al mar, pongo estas nueve a bogar... Abogar. 1) El asalto fue en febrero. / Tomaron Antofagasta / al alba, invasión nefasta / con el poder del dinero/ inglés, masón, artillero. / Y nos ganó la vergüenza / de la impotencia, la ofensa / de quedar manos arriba / sin reacción combativa / en la ciudad indefensa.

2) La rabia, el río y el puente / son toda la arquitectura / de profundidad y altura / de Abaroa, ese valiente/ ante el ataque inminente./ El río de aguas abajo / se vuelve un largo gargajo, / el puente se yergue altar / para el héroe, valladar, / contra la invasión, carajo.

3) Aquella gesta me emplaza / a contar estremecido / lo ganado, lo perdido, / por no resignar la plaza / ¡Viva el presidente Daza! / Yo fui uno de los soldados / que gritamos desbordados / en el Alto de la Alianza: / ¡Temblad rotos que aquí avanza / el Batallón Colorados!

4) Perú, también invadido, / reaccionó con desgano / y sufrió en el sur peruano / su ejército dividido / por el Piérola bandido. / No fue guerra, fue invasión / con el sello anglosajón, / rotería-ratería. / Y al fin la masonería / nos quebró todo en Ancón.

5) Antofagasta querida, / el mar es agua llorada, / lágrima clara, salada, / derramada por la vida / sea de ida o venida. / Parado en mitad del foro/ a nadie ruego ni imploro/ aunque la rabia me aplasta…/ y digo Llantofagasta / para explicar por qué lloro.

6) Lee el texto boliviano/ sobre el asalto chileno / al mar, la costa, el terreno/ mineral en pos del guano…/ Medita Eduardo Galeano, / el escritor consagrado, / frunce el ceño, está enojado/ y grita la frase exacta / que la Historia pone en acta: / ¡El libro del mar robado!

7) Mi patria no tiene Oeste. / Hay un vacío de duelo/ en esa ala de su vuelo/ indebidamente agreste / y quebrada por la peste. / Con la brisa que es albricia/ después de tanta inmundicia, / persiste el rotundo anhelo / de reintegración del suelo. / ¿Alguien nos hará justicia?

8) El encierro nos sofoca. / Cuando no existe salida/ es un tormento la vida, / por eso mi pueblo invoca/ el mar azul que le toca. / Ya cambiamos de atalaya/ para superar la raya/ de la crónica protesta/ y esperamos la respuesta / del Tribunal de La Haya.

9) El verbo más conjugado / en Bolivia es reclamar, / de ahí clamar, amar y mar / en presente y en pasado. / El modo más apropiado / es reclamar con voz plena / y energía bien serena / a la OEA, a La Haya / y con dignidad bienhaya / ¡a la conciencia chilena!

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia