Columnistas

Solidaridad en la web

Internet abre la posibilidad para organizarnos como individuos y comunidades para ayudar

La Razón (Edición Impresa) / Eliana Quiroz

00:42 / 07 de septiembre de 2015

La realidad de los refugiados no es familiar en Bolivia, pero lo cierto es que es muy común en el mundo. Un refugiado o desplazado es una persona que ha tenido que huir de su hogar por fuerza mayor, no porque así lo hubiese deseado. Estas causas suelen ser conflictos armados, persecuciones o desastres naturales. La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) nos proporciona algunos datos:

“Una de cada 122 personas en el mundo ha sido forzada a huir de su hogar o país a causa de conflictos, persecución o violencia”. Es decir, son casi 60 millones de personas refugiadas y desplazadas en el mundo en lo que va de 2015. Y remarcan que tristemente la mayoría son niños y niñas.

Es una realidad muy dura, que deja al descubierto las tensiones e incapacidades de los países desarrollados para aceptar a algunos, no a todos porque no hay capacidad suficiente para acomodarlos, dicen.

Pero también la posibilidad que tenemos como seres humanos para involucrarnos y ayudar. La plataforma privilegiada para una y otra cosa es internet, que con su capacidad cada vez más omnipresente nos muestra, por un lado, la obscenidad de las imágenes de los países desarrollados intentando administrar la presión de los refugiados por encontrar una salida a sus vidas. Un ejemplo de ello es la imagen tristísima de Aylan Kurdi, el niño sirio de tres años ahogado en las playas de Turquía huyendo de la guerra en su país y buscando desesperadamente una puerta abierta.

Pero también internet abre la posibilidad para organizarnos como individuos y comunidades para ayudar. Si se busca un poco se encuentra opciones. Hay varias páginas para donar dinero en favor de los refugiados, por ejemplo https://engage.rescue.org/ o en http://donate.unhcr.org/. Incluso en Bolivia se ha iniciado una campaña en Facebook para pedir que se reciba a refugiados sirios.

Y si uno vive en Alemania o Austria (entiendo que no es nuestra realidad, pero quiero mostrar este ejemplo porque podría servir como una idea para alguna iniciativa ciudadana en Bolivia) y tiene una habitación libre en la casa o departamento compartido donde vive, entonces se puede inscribir en http://www.refugees-welcome.net/ En ese sitio, un grupo de voluntarios buscan un refugiado para que viva en esa habitación, y así se comparte la casa. Otros son quienes se encargan de pagar el alquiler, y las familias que abren sus hogares contribuyen a que los refugiados se integren socialmente.

Es una idea fantástica, ya que logra aprovechar la energía social y le da un cauce. Son ejemplos que hay que tener en mente cuando se trata de proyectos solidarios si no se quiere quedar con los ojos de espanto frente a la pantalla, y nada más. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia