Columnistas

Sucedió un 9 de abril

Ese Viernes Santo, unos festejaban y otros revisaban taciturnos las listas de los 500 muertos

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Antonio Carrasco

03:26 / 12 de abril de 2014

Fue un miércoles 9 de abril de 1952 cuando el rumor de un golpe de Estado, de los tantos que han nutrido la historia republicana, cobró fuerza y se expandió por toda la ciudad. Los primeros tiros se escucharon al amanecer y hacia las siete de la mañana el tableteo de las metrallas y las bazucas  se volvió incesante. Las calles se llenaron de carabineros que recorrían en camionetas sin aparente rumbo fijo. Obreros y fabriles empezaron a organizarse en pequeños grupos que controlaban esquinas estratégicas. Estudiantes de secundaria y universitarios consolidaron la toma del Monoblock de San Andrés, agitados por obtener un arma entre el lote que acababa de llegar.

Las municiones llenaban bolsas y mochilas. Mientras unos trepaban a los ventanales más altos del edificio universitario, para controlar la avenida del Ejército por donde se desplazaban soldados provenientes de Miraflores, otros se dirigían al Montículo de Sopocachi, para detener el avance de los cadetes del Colegio Militar. Aprestos como el descrito ocurrían por la ciudad toda. Se planeó muy temprano la toma del arsenal, la ocupación de las fábricas, levantamiento de barricadas, el control del camino a El Alto y de la ceja de Orkojahuira. Fue el regimiento Lanza el principal reducto contrarrevolucionario, disparando sus ametralladoras emplazadas en el Hospital Obrero.

A mediodía cae el Palacio de Gobierno en manos de comandos movimientistas y los combates arrecian  en San Jorge, Miraflores, Ch’ijini y Villa Victoria. El regimiento Bolívar se desplaza peligrosamente desde Viacha hacia Villa Victoria . Llega la noche y cunde el pesimismo, por los cuantiosos refuerzos militares. Amanece el 10 de abril con noticias alarmantes acerca de la incursión de los cadetes en el Parque Forestal y su avance hacia Sopocachi. Paralelamente, se decía que el regimiento de caballería de Guaqui estaba reforzando las tropas militares en Ch’ijini. Pero antes de las 12.00, escuadrones de mineros aparecen en El Alto, se “descuelgan” hasta Tembladerani, cercan a contingentes del ejército y los soldaditos con la gorra volcada hacia atrás van rindiéndose uno a uno. Esa misma tarde los revolucionarios dominan Villa Victoria, Ch’ijini y Tembladerani, y entran victoriosos a la plaza Murillo.

Sin embargo, el viernes 11 de abril, en Sopocachi y Miraflores continúan los combates de civiles y carabineros contra los cadetes. Finalmente, éstos últimos son reducidos y caen prisioneros junto a sus oficiales, entre los cuales figuran tres mostrencos que luego provocarían tristes episodios republicanos: Alberto Natusch Busch (del regimiento Abaroa), Luis García Meza y Armando Reyes Villa (del Pérez).

Hacia las 17.00 toda lucha había cesado y las patrullas populares circulaban por la ciudad, liquidando vestigios de resistencia rosquera. Había triunfado el pueblo, destrozando al ejército de la oligarquía minero-feudal.

Ese Viernes Santo, pasada la procesión tradicional, unos festejaron sanamente el triunfo, mientras otros revisaban taciturnos las listas de los 500 muertos y el doble de heridos que habían caído en las tres jornadas de épica lucha.

La batalla militar había concluido pero una tarea gigante aguardaba a los dirigentes de la insurgencia popular: desmontar la maquinaria estatal instalada por los barones del estaño y echar a andar la Revolución Nacional, cuya alianza de clases aspiraba a forjar los cimientos de un Estado Nacional socialmente justo, económicamente libre y políticamente soberano.

Lamentablemente, un ambicioso general asesorado por el Pentágono, agazapado, fingió adhesión al MNR para protagonizar un alevoso golpe el 4 de noviembre de 1964, que derrocó al gobierno constitucional elegido por la ciudadanía, dando inicio a la larga noche de esa dictadura militar que truncó el proceso de una revolución en libertad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia