Columnistas

¿Y el TIPNIS? Parte III

Urge una atención antes de que el TIPNIS parte III socave al Gobierno y sacrifique a la CIDOB

La Razón / Rubén D. Atahuichi López

01:12 / 13 de marzo de 2012

Todavía me sorprendo por cómo el conflicto por el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) ha movilizado a indígenas, partidos políticos de oposición, disidentes del oficialismo, activistas urbanos o clases medias cansadas con la administración de Evo Morales. En su momento, casi todo el país se había sumado a la causa, con ciertos matices, verdad. Gran incidencia en eso tuvieron los medios de comunicación, que desplegaron una inédita cobertura a la marcha que duró 65 días, y las redes sociales, que se convirtieron en una plataforma importante para el éxito de la protesta ante la opinión pública local e internacional.

Por convicción o no, lo que se llamó VIII Marcha Indígena de Defensa del TIPNIS logró aglutinar una eventual oposición articulada (y no) contra Morales y su supuesta política de depredación del Parque Nacional, una de las reservas biológicas más importantes del país. En su momento dije que la movilización decantó el descontento social contra el Gobierno.

Sin embargo, esas convicciones se quedaron en statu quo luego de que el Presidente del Estado promulgara la Ley 180, que declaró la intangibilidad del territorio. La acción política desarticuló la protesta y dio tiempo a los operadores políticos del Gobierno a organizar una contramarcha, la del Consejo Indígena del Sur (Conisur), que terminó también en La Paz, luego de 44 días, con la promulgación de la Ley 222 que dictó una consulta sobre la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos y una definición final en relación a la intangibilidad.

Con eso, quedó más neutralizada la primera protesta, propiciada por la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) que, con muchas dificultades, trata de mantener en pie su anuncio de iniciar la IX Marcha.

El país con otros problemas (las lluvias y la inseguridad ciudadana) y el Gobierno ocupado en otros menesteres (Viena, el acullico), todavía no hay una acción contundente para la réplica de la CIDOB, cuyos dirigentes denunciaron ayer que el Gobierno boicotea (dicen que no permite la venta libre de gasolina para el transporte de los representantes) su reunión de corregidores de 64 comunidades, prevista aún para el 15, 16 y 17 de marzo en Gundonovia.

Coincidentemente, una comitiva de San Ignacio de Moxos adelantó ayer en La Paz que al menos 13 comunidades impedirán el paso de la anunciada marcha, lo que es señal de una tercera parte del conflicto, que cobró plena vigencia el 15 de agosto, cuando medio millar de indígenas iniciaron en Trinidad la VIII Marcha.Sin embargo, todavía el asunto es marginal en los medios de comunicación, quizás también ocupados en otra agenda. Aunque existe relativa calma en el país, particularmente en relación a ese problema, todo indica que una nueva marcha tardará en articularse, considerando que la CIDOB no logra todavía juntar adeptos; y la Central Obrera Boliviana (COB), con la que pretendía aliarse, ha dicho que sólo respaldará la movilización y no participará de ella. En las ciudades, especialmente en La Paz, la pretensión todavía no conquista.

Pero está claro, el conflicto sigue vigente. “La ‘ley corta’ (que declara la intangibilidad) no ha cerrado el debate en torno al TIPNIS”, dijo el 13 de noviembre de 2011 el entonces ministro de la Presidencia, Carlos Romero, en una entrevista con Animal Político de La Razón. Urge una atención antes de que el TIPNIS parte III socave al Gobierno y sacrifique a la CIDOB.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia