Columnistas

¡Tarifa plana o alza inconsulta!

Ha pasado casi un mes de la imposición de la tarifa plana y no ha cambiado en nada el transporte público

La Razón (Edición Impresa) / Esteban Ticona Alejo

00:00 / 12 de marzo de 2016

Desde el pasado 22 de febrero entró en vigencia la “tarifa plana”, por no llamar por su verdadero nombre a la nueva “tarifa única”, en la sede de gobierno, incrementada inconsultamente en cerca del 33%  respecto de la anterior tarifa, y autorizada por el Gobierno Municipal de La Paz. Llama la atención que no haya habido un rechazo al incremento de la tarifa como ocurrió en anteriores oportunidades, con excepción de algunas juntas de vecinos que se manifestaron en contra, pero sin ninguna repercusión. ¿Qué pasó con los vecinos? ¿Y qué de los dirigentes vecinales, se vendieron nuevamente o siempre han estado vendidos? La única explicación que tengo es que los pobladores de la ciudad de La Paz tienen hoy, en la gestión del gobierno de Evo Morales, mayor poder adquisitivo y esto les permite “aceptar” este incremento en las tarifas del transporte público en un porcentaje tan elevado. Si es así ¿por qué se votó en contra de Evo, es decir por el No, en la ciudad?, ¿ o ese voto fue contra el indio: Evo?

Empero, los grandes ganadores en esta tramoya de “acuerdos” entre las autoridades municipales y los transportistas son estos últimos. Al estilo de los buenos p’axp’akus o buenos embaucadores, los choferes les han hecho creer y les harán creer que en tres meses van a cambiar de actitud, y sobre todo que tendrán las condiciones básicas para un buen servicio de transporte urbano. ¿Quién creerá estas promesas de siempre? Es difícil confiar en un sector que lo único que ha buscado es ganar dinero a costa de chantajes, mentiras, negociados e incluso de las vidas humanas que utilizamos ese medio de locomoción todos los días. Hay que recordar que  los dirigentes de este sector en la época de la dictadura de García Meza y Arce Gómez les pedían “la medida de sus pantalones”, por no decir que querían bajarse los pantalones para seguir en el embauque del comercio jugoso del transporte.

Ha pasado casi un mes de la imposición de la tarifa plana y no ha cambiado nada en los servicios prometidos. Pues siguen los trameajes; continúa el quinto pasajero en los trufis, lo que nos obliga a viajar sentados casi encima del chofer; los buses aún prefieren que bultos ocupen los asientos en lugar de transportar a una persona. Y ni qué decir de los horarios de servicio, en las noches desaparecen, a pesar de que ahora hay tarifa nocturna; en fin, maniobras o mañoserías de siempre en las que incurre el gremio.

A su vez, el gobierno municipal aún se compromete a hacer efectivo lo que acordó con los transportistas, asegura que se sancionará a los infractores, e incluso prohibió que se difunda música “chicha” en los buses, ¿qué pasó con esa prohibición? Es dudoso que pueda hacer cumplir esta determinación, porque es un derecho escuchar cualquier tipo de música, incluida la “chicha”. Pero desde hace días que se escucha cada vez más voces vecinales de base sobre la necesidad de convocar a una consulta ciudadana, para preguntar al pueblo de La Paz y Chuqiyapu marka si está de acuerdo o no con el gobierno municipal, después de la decisión de incrementar los pasajes del transporte urbano en un 33%.

Q’iwir jaqinakaxa wali kusisipxi. Q’iwirinakaxa Alkaltimpixawa wali jalq’asipxchixa, wali munasipxixa. ¿Kunata? Irxattaychixaya awtut sarnaqaña chuqiyapu markanxa.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia