Columnistas

Teorema de Pitágoras

En las cosas que nos parecen más sencillas pueden estar las respuestas a problemas complejos

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

02:40 / 04 de julio de 2015

Seguramente que todos nosotros recordamos que en nuestras clases de colegio nos hacían repetir de memoria el famoso Teorema de Pitágoras: Dado un triángulo recto, es decir que los dos lados menores del triángulo conforman un ángulo de 90 grados, el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los catetos. No era para menos, en tanto que este teorema es fundamental para comprender toda la geometría.

A pesar de la trascendencia que tuvo la Escuela pitagórica para el desarrollo de las matemáticas, tuvieron que pasar más de 2.500 años para que dos investigadores, el Dr. Rob Froud, de la Universidad de Warwick en el Reino Unido, y su colega Gary Abel, de la Universidad de Cambridge, redescubrieran el famoso teorema del matemático de Samos, encontrando que el mismo es altamente eficaz para el tratamiento de enfermedades complicadas y que requieren largos tratamientos.

Uno de los principales problemas que se enfrenta en el tratamiento de este tipo de enfermedades es la dificultad de establecer en qué momento el proceso alcanza su punto de inflexión; es decir, cuando la enfermedad deja de avanzar y el tratamiento comienza a tener efectos positivos o, de manera más sencilla, cuando el paciente comienza su recuperación. Fue recién a mediados de la década de los 80 que se logró estimar este crucial punto en el tratamiento de una enfermedad, especialmente cuando se trata de un problema que presenta el riesgo de convertirse en una epidemia. El instrumental que hasta ahora se ha utilizado ha sido realizar estimaciones con base en datos de las denominadas curvas ROC (Receiver Operating Characteristic) que, paradójicamente, fueron desarrolladas durante la Segunda Guerra Mundial para operaciones militares.

Si bien el análisis de sensibilidad de los datos generados por las curvas ROC permite calcular el punto de inflexión en el desarrollo de una enfermedad, sus estimaciones presentan un error bastante elevado. Ante ello, los profesores Rob Froud y Gary Abel, con base en muchas pruebas, comprobaron que usando el Teorema de Pitágoras las estimaciones presentan mayor consistencia y precisión.

Es realmente sorprende cómo detrás de un teorema que parece tan sencillo se puedan encontrar aplicaciones altamente complejas, lo que nos conduce a reconocer humildemente que aunque lo más valioso que hemos desarrollado son nuestros conocimientos, éstos son tremendamente pequeños en comparación con lo que no conocemos, y que en las cosas que nos parecen más sencillas pueden estar las respuestas a problemas complejos. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia