Columnistas

La Tierra Prometida

Esta lucha por la conquista de la Tierra Prometida ha sido la historia de Israel

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

01:15 / 16 de agosto de 2014

Tierra Prometida, Tierra Santa, Canaán, Israel, Palestina, Judea, Jerusalén, Franja de Gaza, Cisjordania, toda una complicación, pero la cosa se pone aún peor cuando nos referimos al conflicto árabe–israelí, ya que el usar una de las anteriores denominaciones podría suponer el adoptar una posición política o religiosa.

Si la denominación y delimitación geográfica es un problema, tratar de establecer quién tiene derecho sobre la tierra que va desde la costa de Egipto hasta el río Éufrates es casi imposible, por lo menos hace 4.000 años que no se logró hacerlo y no creo que ahora se pueda lograrlo. Sus primeros pobladores, al igual que todas las tierras del mundo, fueron tribus nómadas, denominados cananeos por la región que ocupaban. La región fue conquistada, perdida y reconquistada por los egipcios y asirios de manera intermitente. Los israelitas la conquistaron, como se relata en la Biblia, para después pasar al dominio del imperio Babilónico. Después llegó Alejandro Magno para expandir su imperio a todo el mundo conocido, volvieron los israelitas hasta que llegó el imperio romano. En la Edad Media la lucha entre árabes y cristianos por Tierra Santa está narrada en las cruzadas.

Tras la Gran Guerra (1914 –1918), el territorio denominado como Palestina quedó bajo el mandato británico. En 1947 la Organización de las Naciones Unidas decidió la liquidación del mandato británico y estableció una comisión para definir lo que se haría con este territorio en disputa. La comisión recomendó la partición del territorio que quedaba después del establecimiento del emirato transjordano en dos Estados, uno judío y otro árabe. En la propuesta se determinó que Jerusalén y sus alrededores fuesen designados como zona internacional, al margen de los dos nuevos países. Así se creó el Estado de Israel. Posteriormente, la agresión del mundo árabe por destruir Israel terminó en la denominada Guerra de los seis días, que amplió las fronteras del Estado de Israel y permitió a los israelitas recuperar el famoso Muro de las Lamentaciones. Hoy, igual que siglos y siglos atrás, se siguen matando por la Tierra Prometida.

Dios le prometió esa tierra a Abraham, promesa que fue renovada a su hijo Isaac y, posteriormente, a su nieto Jacob. Sin embargo, de allí no se sigue que la Tierra Prometida estuviese inhabitada, esperando por los judíos; por el contrario, eran tierras que había que conquistarlas. Esta lucha por la conquista de la Tierra Prometida ha sido la historia de Israel, es el presente del Estado judío y, probablemente, sea su futuro hasta la venida del Mesías. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia