Columnistas

Transformación

Necesitamos entre dos y cuatro años sólo para realizar una buena planificación estratégica en salud.

La Razón / Luis Kushner

03:57 / 02 de mayo de 2012

Démonos una tregua y hablemos de la salud que se desea para dentro de diez años. Me refiero a una tregua porque de un tiempo a esta parte (más de un mes) que se está tratando de politizar todo acto o manifestación de protesta de los médicos contra el Gobierno; y lo que es peor, se está intentando tergiversar el verdadero problema de la salud.

Muchos ciudadanos expresan su decepción al escuchar que los médicos reclaman no trabajar ocho horas sino sólo seis, pero hacen oídos sordos cuando lo que en verdad se está reclamando es la inclusión de esas horas de trabajo a la Ley General del Trabajo. Norma que por cierto debiera ser universal en un Estado Plurinacional recién fundado. Por medio de la nueva Constitución, se pretende igualdad y cero discriminación; sin embargo, se vocifera la imposibilidad de incluir a los médicos en leyes que equiparen sus derechos, alegando no poder hacerlo por el déficit que este hecho (igualitario de trato) causaría al TGN. Pues bien, si sólo esa cuestión sería causa de déficit, entonces ni hablar de una reforma verdadera de la salud boliviana.

Se piensa que aumentando dos horas más de trabajo en el sistema de salud pública el beneficio será extraordinario, y que con ello se reducirá la mortalidad perinatal y materna, el control de enfermedades de poca prevalencia, así como epidemias importantes como el dengue, chagas, tuberculosis, VIH, etc. El que crea ese cuento está mal de la cabeza o no terminó sus estudios en medicina y/o salud pública como debiera. Esa medida no es ni siquiera el comienzo de nuestra buena salud, habiendo tantas cosas por hacer y mejorar. De hecho necesitaríamos entre dos y cuatro años sólo para realizar una buena planificación estratégica en salud, que dé pie a un nuevo reto en la salud boliviana.

Proyectos hay miles; así como mucho dinero invertido en pequeñas obras que al final manifiestan resultados iguales o peores que no hacer nada. Es momento de ponerse a trabajar en una salud de mejoras sustanciales y tangibles para la población boliviana; creando un sistema sostenible, que provenga de un fondo renovable, y que esté correctamente dirigido, con objetivos eficaces a corto y mediano plazo, que demuestren por medio de evaluaciones que ha valido el sacrificio.

Incluso se puede elevar hasta 12 horas el trabajo diario del galeno, por medio de decretos, amenazas y presiones. Pero de ahí a que la salud mejore y la eficiencia del Programa Nacional de Salud sea espectacular para usted, para mí y para todos hay un largo trecho. No crean en “aparecidos”. Los médicos son el mejor aliado para que toda iniciativa en salud prospere; son la mejor arma con la que cuenta el Estado para que mejore la salud de los plurinacionales. Démonos una tregua y planifiquemos un par de años la salud que todos queremos tener.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia