Columnistas

La Unión Europea coopera a la CAN

El proyecto de Integración Regional es un claro ejemplo del alto nivel de relacionamiento institucional.

La Razón (Edición Impresa) / Walker San Miguel R.

01:10 / 11 de agosto de 2016

La Unión Europea (UE) viene implementando un proyecto de cooperación en la Comunidad Andina (CAN), contribuyendo así al proceso de integración regional andino. El objetivo del proyecto, denominado Integración Regional Participativa (Inpandes), es el de fortalecer la participación de redes regionales de la sociedad civil y el desarrollo económico-social en zonas de integración fronteriza. Los fondos que aporta la UE alcanzan a $us 9 millones, mientras que los aportes de la Secretaría General de la CAN y de las entidades beneficiarias llegan a más de $us 1,1 millones. La cooperación europea busca consolidar la integración económica andina, apoyar las iniciativas para incrementar la cohesión económica y social. Además, apunta a promover acciones para la protección del medio ambiente.

El Convenio de Financiación suscrito entre la UE y la CAN entró en vigencia en diciembre de 2012, cuando el secretario general era el boliviano Adalid Contreras, y a partir de noviembre de 2013 se encaró el proceso de negociación con los gobiernos de los países miembros de la Comunidad Andina, tarea que lideró el también boliviano Pablo Guzmán, quien sucedió en el cargo ejecutivo a Contreras. En febrero de 2015 se inició la efectiva ejecución del proyecto Inpandes.

Se identificaron seis proyectos de cooperación en las siguientes zonas de integración fronteriza. Entre Ecuador y Perú se ejecuta un plan de desarrollo e integración urbana de localidades vecinales. Entre Perú y Colombia se desarrolla la integración, inclusión e innovación en el corredor productivo Napo-Amazonas. Mientras que entre Bolivia y Perú es la Autoridad Binacional del Lago Titicaca la que ejecuta tareas de aprovechamiento de las aguas de la cuenca lacustre compartida, así como innovaciones en cadenas productivas transfronterizas de café y camélidos andinos. Dentro de la cooperación europea están incluidos también el diseño e implementación de un modelo de desarrollo territorial para mejorar las condiciones ambientales en la cuenca hidrográfica del río Carchi (fronterizo entre Colombia y Ecuador) y las actividades para la innovación nutricional mejorando el cultivo de la papa nativa en la frontera peruano-boliviana.

Para lograr los objetivos del proyecto de cooperación, la Secretaría General de la CAN coordina con las entidades ejecutoras y con los propios beneficiarios. A tal efecto se han conformado comités de gestión y equipos técnicos. La unidad ejecutora que funciona en Lima, sede de la Secretaría General, informa al Comité de Dirección compuesto por representantes de los países miembros y las entidades ejecutoras, además del delegado de la UE. Se espera que la fase operativa finalice en 2018.

La ejecución de este proyecto con los componentes descritos brevemente constituye una prueba fehaciente del quehacer de una entidad internacional de integración como la CAN con el aporte de la Dirección de Desarrollo y Cooperación (Devco) de la UE. En el pasado, la CAN fue destinataria de la cooperación de España, Francia y Finlandia. Y es que el proceso de integración andino continúa en marcha y no debe detenerse. Los desafíos en materia de integración fronteriza, de desarrollo conjunto de potencialidades de los productores andinos y el mejoramiento de las condiciones de empleo y de participación ciudadana son las metas que siempre guiaron el proceso integracionista desde el nacimiento mismo del Acuerdo de Cartagena en mayo de 1969.

En efecto, el Art. 1 del acuerdo señala que su objetivo es “promover el desarrollo equilibrado y armónico de los países miembros en condiciones de equidad, mediante la integración y la cooperación económica y social”. Mientras que el Art. 3 menciona que los programas y acciones de cooperación deben orientarse al desarrollo científico y tecnológico, a la integración fronteriza, al turismo, al aprovechamiento y conservación de los recursos naturales y del medio ambiente y a programas de desarrollo social. La Unión Europea y la Comunidad Andina pueden hacer mucho más en el futuro en éstas y otras materias. Sin duda el proyecto Inpandes, en plena etapa de ejecución, es un claro ejemplo del alto nivel de relacionamiento institucional. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia